8 de febrero de 2007

¿Sobras de cordero asado?

No me gusta el cordero recalentado, y me había sobrado casi una pierna, abrí la nevera y tenía 3 berenjenas, 1 puerro, 1 cebolla y un pimiento verde.

Pique las verduras y con un diente de ajo lo poche con aceite de oliva muy, muy despacito.

Mientras, en el horno asé las berenjenas abiertas a la mitad y con unos cortes en cuadrado sobre la carne, el tiempo como siempre depende del horno, la temperatura 180º-200º. Cuando estaban bien asaditas extraje la carne y bien picada la añadí al sofrito anterior.

Piqué en trocitos pequeños la carne de cordero, previamente deshuesada, y un poco de jamón serrano, lo mezcle con las verduras, añadí una cuchara de harina removiendo bien toda la mezcla, añadí un brick pequeño de nata líquida y lo dejé cocer todo junto a fuego lento durante más o menos 10'.

Pasé la farsa a un plato y cuando estuvo templada rellene las berenjenas.

Como no me hacían falta las he congelado -por separado- y así sólo tendré que sacar del congelador las que necesite. Dejar que se descongelen antes de cubrirlas con abundante queso rallado (a mi me gusta usar de Mahón) y dejar que se gratinen al horno.

Buen provecho, me encantan las berenjenas rellenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada