14 de junio de 2012

Croquetas de collejas

Estas collejas llegan desde El Tiemblo de la mano de mi hermana.

Y los ingredientes principales han sido:

- Una dosis familiar
- Un puñado de amistad
- Kilos de buena voluntad
- Y agradecimiento sin límite.

Cuando Jesús me ofreció su ayuda para la edición me quede ojiplática, y que decir de la música, diré, simplemente, que no tengo palabras.

Con estos ingredientes bien ligados, el resultado ha sido, sin duda, mucho mejor de lo que habría podido imaginar, pero claro está, esto tiene un peligro, y… a buen entendedor…




¿Ricas? ¡NO! Lo siguiente.

5 comentarios:

  1. Genial Marga!, un video genial que aclara a la perfección cómo hacer una excelente croqueta. Nunca he comido collejas, y me han entrado unas ganas!!

    ResponderEliminar
  2. joer, cojonudas!!! uppss!! perdón :))

    ResponderEliminar
  3. Miriam

    :)))

    Carlos

    Te gustarán, estoy segura.

    Miriam

    Sin perdón, está usted en su casa :)

    ResponderEliminar
  4. Vaya, se me había pasado esta incursión por los terrenos del videoblogger.

    Como un poema, así se ve :)

    Y esa masa despegada de las paredes, una clase magistral sobre la croqueteria fina.

    En fin, sorprendiendo, siempre en tu línea

    ResponderEliminar