9 de abril de 2012

Calabaza = Rico, rico

un detalle


Estoy comprobando que no es lo mismo cocinar para tres que para dos personas, y no es que mi hija comiera mucho, aunque sí lo hacía bien y disfrutando con ello. Pero comía lo suficiente como para que yo preparara más variedad de platos. Ella es la única que come en casa a diario.

Lo que quiero decir es que a veces no sé qué preparar para compartir con vosotros. Menos mal que existen los fines de semana donde doy rienda suelta a mi vicio cocineril que estoy empezando a creer que no tiene límites. Además, si la niña no está sí que están mis compis con los que me encanta compartir. Bueno no con todos, pero están los que tienen que estar, y tienen que estar porque tienen que ayudar a que este pequeño pero rico dulce termine donde debe… en estómagos agradecidos.

El último molde de Silikomart es una monada, exactamente el que pedí, lo que es una suerte, porque empiezo a tener tantos que ya no sé dónde guardarlos y lo peor es que no sé parar, ¡me encantan!


al horno


Para probarlo he preparado una especie de panacotta con calabaza, un acierto, la calabaza, toda ella valenciana, da mucho juego. Como otras veces me la ha proporcionado mi hermana, 5,6k pesaba la muy bestia y una vez asada su carne limpia me ha proporcionado 3,5k de anaranjada carne, una preciosidad. De su sabor ni hablamos, tan solo añadir… maravilloso.

Ingredientes:

200mlde nata
80g de azúcar
5 hojas de gelatina
1 vaina de vainilla (solo las semillas)
200g de calabaza
Algo más de azúcar para el caramelo.


Lo primero que hice fue el caramelo y puse un poquito, muy poco en el fondo de cada hueco. Creo que la próxima vez no lo haré porque, por lo menos en este caso, no se quedó pegado, quedó suelto, gracioso, pero suelto.


el caramelo


Mientras, puse las hojas de gelatina en remojo, en agua fría.

Lo demás: fácil, como en una panacotta al uso. Calenté la nata con el azúcar y la vainilla, separé una parte de esta nata y le añadí dos hojas de gelatina, removí bien y fui poniendo un poco de la mezcla sobre el caramelo que ya estaba frío. Mi intención era buena, yo quería que quedaran las panacotitas a tres colores pero ni de broma. Mi impaciencia evitó que eso ocurriera.


la calabaza


Al resto de la nata le añadí la calabaza y calenté otro poco para que la gelatina se disolviera sin problemas. Con esta mezcla terminé de rellenar los huecos del molde y… al Frigo, donde pasaron la noche.


al rico caramelo


Desmoldarlos fue sencillísimo, ni un problema. Ya solo quedaba presentarlos y lo hice sobre una base de galleta con mantequilla y oye… ¡fantástico! Palabra, no es por exagerar pero qué rico.

El centro, como es hueco, lo rellené con una pizca de mermelada de fresa y encima una gota de lemon curd, tan solo para añadir color porque el sabor ya lo lleva incorporado.


ya es primavera en...


Con la cantidad de ingredientes que utilicé me sobraba para rellenar otro molde igual. Pero como no estaba dispuesta a tirar ni una sola gota, menos las que cayeron sobre el molde, lo dejé enfriar en uno tradicional y listo.

Gracias Silvia por facilitarme, otra vez, el molde que te pedí.

16 comentarios:

  1. Me chifla la calabaza y con esta presentación tan original me quedo fascinada, se ve super apetecible! 1 besin

    ResponderEliminar
  2. Que bueno por dios, y que presnetacion mas chula¡ besiños

    ResponderEliminar
  3. Están geniales y yo creo que el caramelo se nota porque tienen un brillo precioso! Besos

    ResponderEliminar
  4. Preciosos bocados de calabaza, la verdad es que las gelatinas embellecen los platos de postre en general, pero a hacerse así en bocados pequeños lucen mucho más!

    El detalle del caramelo suelto, es verdad, pero queda muy mono!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Seguro que tus amigos están encantados de que les cocines el fin de semana, yo también lo estaría!!

    ResponderEliminar
  6. te comento que estoy de sorteo en mi blog, si te quieres pasar:
    http://lacocinademou.blogspot.com
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Que presentación más bonita, y además seguro que riquísimo, porque la calabaza aporta un toque a los dulces fabuloso.
    Bss
    Elena

    ResponderEliminar
  8. Con tu permiso me llevo tu receta, que original esta panacota asi con la calabaza. Me ha encantado!!! Un beso

    ResponderEliminar
  9. Que monos y delicados te han quedado.. me encanta la panacota y tu versión con calabaza me parece perfecta
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. joer!! qué bonito te quedó... ¿está igual de bueno?

    ResponderEliminar
  11. el sabor de la calabaza me gusta much,tanto para dulce como para salado.te quedaron muy bonitos ademas

    ResponderEliminar
  12. Hola!!

    Antes de nada felicidades por tu blog, me ha encantado y ya tienes una nueva seguidora.

    He comprobado que tu blog cumple con los requisitos del CÓDIGO DE COCINA HONRADA.

    Somos más de 200 blogs de gastronomía los que lo tenemos! Es una distinción que en resumen indica que tus recetas son originales y honestas, nada de copias de otros blogs ni publicidad engañosa.

    Te dejo el enlace por si te interesa insertar este reconocimiento y saber de qué trata:

    http://www.cocina-casera.com/2011/12/codigo-de-cocina-honrada-para-blogs.html

    No olvides hacerme saber que los has insertado escribiendome a beacocinera@gmail.com con el nombre y dirección de tu blog para UNIRTE AL LISTADO!

    Gracias por hacer una cocina honesta y original.


    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. EStoy pensando que igual me tienes que adoptar ya que estas acostumbrada a tres jaja
    En serio te han quedado majicos de verdad y Silvia es un encanto:)
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  14. Pero que bonito te ha quedado... Espero que sigas con tus maravillosas recetas aunque solo sea para dos o con comida de fin de semana

    Besos. Recetasdemama

    ResponderEliminar
  15. pues benditos sean esos fines de semana para poder luego verte metida en faenas tan espectaculares como esta
    qué rica la calabaza, por Dió !
    un besazo

    ResponderEliminar