20 de marzo de 2019

Tortilla de bechamel - RecetasDeConventosyMonasterios





Tortilla de bechamel RecetasDeConventosyMonasterios


No eran estas tortillas de bechamel mi primera opción para este mes en #RecetasDeConventosyMonasterios, pero claro, cuando me puse a leer fue amor a primera vista, sencillas, ricas, económicas y perfectas para una buena #cocinadeaprovechamiento que siempre viene más que bien. 

El Monasterio de Santa Clara en Vitoria-Gasteiz,  se encuentra desde 1969 en la calle Badaya ocupando un moderno edificio. Fue Doña Felicia de Olave quien al quedar impresionada por las penurias que habían pasado las hermanas decidió ayudarlas adquiriendo un terreno para edificar un nuevo convento que fue inaugurado en 1910.

En la década de los sesenta, a causa del desarrollo industrial, la Comunidad asesorada por amigos y bienhechores cambiaron al actual edificio. En la actualidad viven 12 hermanas dedicadas a colaborar con una empresa de confección entre otras cosas.

Ellas dicen que no se conoce ni la fecha ni la religiosa que incorporó este plato a su recetario, lástima, porque realmente se merece un aplauso.

Ingredientes para la tortilla de bechamel
  • 6 huevos
  • Leche
  • Harina
  • Jamón y carne
  • Huevo cocido y sal
  • perejil
  • 50g de queso manchego

Paso 1

Ellas dicen que se hace  una bechamel espesa con la harina, la leche, el jamón y el huevo duro todo muy picado, pero yo he cambiado un poco el relleno ya que quería aprovechar algo de carne que había cocido para dar sabor a un caldo que necesitaba para otra historia.





He utilizado la carne cocida de una costilla de ternera, la parte con carne de un trozo de panceta, un trozo de chorizo y el tuétano de unos hermosos huesos de caña.

Paso 2

He troceado bien toda la carne y, sin aceite, la he puesto en una sartén para que se mezclaran y tostaran un poco. He añadido la harina, unas vueltas para que  se haga, luego la leche y a cocer hasta obtener casi una masa para croquetas. Al final de la cocción he incorporado el tuétano, unas vueltas y listo el relleno.

Paso 3

Toca preparar las tortillas. He puesto en un bol los huevos, un par de ramas de perejil, unos trozos de queso manchego, una pizca de sal y a batir todo junto, evidentemente con la batidora de brazo, quería que todo quedara bien incorporado y repartido.

Paso 4

He ido cuajando tortillas como si fueran filloas que he ido reservando hasta tener todas cocidas, no demasiado para que no se me rompieran al plegarlas.

Paso 5

Relleno cada tortilla con una generosa cantidad de la carne con bechamel y voy enrollando como si se tratará de un canelón bien envuelto.





Paso 6

He puesto en el fondo de la fuente de horno una ligera capa de tomate frito picante, encima las tortillas rellenas, y como no quería añadir más bechamel, me parece que ya llevan más que suficiente, he puesto por encima una capa de salsa romesco que he mezclado con un poco de mayonesa. Y listas para entrar al horno, lo justo para que se calienten y se doren un poco.






Listas para servir y disfrutar.

Diré que con la cantidad que se ve en las fotos da para rellenar más tortillas de las que conseguí con mi mezcla de huevos que fueron unas doce, más que suficientes para la comida, la cena y si me apuras, para repetir al día siguiente, porque están ricas pero son consistentes.





Espero y deseo que os hayan gustado estas tortillas rellenas, una forma de aprovechar algunas carnes o sencillamente utilizando los ingredientes que las hermanas nos han contado.

Vamos a tomarnos unas raciones de las tortillas rellenas de mis amigas de reto  #RecetasDeConventosyMonasterios, seguro que han disfrutado con mi elección.


16 de marzo de 2019

Crema fría de pepinillos en vinagre con pera




Crema fría de pepinillos en vinagre con pera

Crema fría de pepinillos en vinagre con pera


Una crema fresca perfecta para poner en pequeños chupitos como aperitivo o entrante, claro que también es estupenda para un primer plato ligero.

No tiene ninguna dificultad, lo más complicado es tener todos los ingredientes preparados.

Ingredientes:
  • 12 pepinillos en vinagre gordos (125g)
  • 50g de miga de pan
  • 2 ramitas de perejil
  • ½ pera en su jugo
  • 100ml de aceite de oliva virgen extra
  • 50ml del jugo de las peras
  • Sal + pimienta

Crema fría de pepinillos en vinagre con pera


Tan sencillo como poner todos los ingredientes en la batidora hasta dejar una crema super fina. Yo siempre lo paso después por un colador por si quedara cualquier resto no deseado.



Crema fría de pepinillos en vinagre con pera


Lo guardo en la nevera hasta el momento de servir.

La guarnición:
  • ½ pera
  • 25g de queso azul  (Roquefort)

La pasta del rebozado
  • 125ml de cerveza
  • 3g de levadura fresca
  • 100g harina
  • Sal
  • Aceite suave para la fritura

La pera bien escurrida y aplastada junto con el queso. Con esta mezcla hago pequeñas quenelles que dejo enfrían una hora como mínimo o algo menos en el congelador.


Crema fría de pepinillos en vinagre con pera


Ahora disuelvo la levadura en la cerveza. Incorporo la harina y la sal, mezclo hasta tener una crema bien fina y dejo reposar en la nevera un mínimo de treinta minutos.

Toca freír mis quenelles de pera con queso. Coloco un cazo al fuego con abundante aceite suave y cuando está bien caliente voy pasando las quenelles por mi pasta de rebozado y a la fritura, no necesitan mucho tiempo, el justo para que se fría el rebozado y listo. 



Crema fría de pepinillos en vinagre con pera


Tan sólo falta servir este rico aperitivo y acompañar con la quenelle de queso y pera, un tándem perfecto que siempre sorprende y lo que es mejor, siempre gusta.

Espero que os guste porque es una delicia.

Otras cremas frías que me encantan y dan mucho juego:


Sopa de fresas ¡Empieza su temporada!
Crema con tallos de espárragos blancos ¡Aquí no se tira nada!
Crema de chirivíasabsolutamente increíble

Si queréis ver el resto de mis cremas frías AQUÍ encontraréis el resto.







9 de marzo de 2019

Guiso de judías verdes redondas con costillas de cerdo




Guiso de judías verdes redondas con costillas de cerdo

Guiso de judías verdes redondas con costillas de cerdo


He comprado, por primera vez, unas judías redondas que nunca me habían llamado la atención, hasta hace unos días. Una buena amiga me dijo que ella las compraba a menudo y que estaban ricas así que decidí probar por mí misma si realmente había merecido la pena mi compra. Y sí, mereció la pena probar y disfrutar  de este plato.


Ingredientes para mis judías verdes redondas con costillas
  • 500g de judía verde redonda
  • 300g de costilla de cerdo fresca troceadas
  • 2 patatas
  • 1 tomate maduro rallado
  • ½ litro de caldo de verduras
  • Sal y pimienta
  • Aceite

Paso 1

Una cazuela al fuego con aceite, allí dejé dorar y casi hacer las costillas salpimentadas.



Guiso de judías verdes redondas con costillas de cerdo


Paso 2

Cuando ya tenían ese color moreno Cancún añadí las judías troceadas y bien lavadas. El tomate rallado y las patatas troceadas. Mezclé bien.



Guiso de judías verdes redondas con costillas de cerdo


Paso 3

Añado el caldo de verduras y dejo cocer a fuego mortecino. Casi al final de la cocción compruebo el punto de sal.



Guiso de judías verdes redondas con costillas de cerdo


Paso 4

Dejar reposar un buen rato antes de servir mejora el sabor del guiso. Si es necesario, que lo es, se vuelve a poner al fuego unos minutos y listo.


Guiso de judías verdes redondas con costillas de cerdo


Más fácil imposible. Un plato único delicioso para cualquier época del año ¡Palabra!

Si quieres ver más guiso ricos, ricos AQUÍ.


Guiso de judías verdes redondas con costillas de cerdo


28 de febrero de 2019

Pan de ajo negro (pull-apart)




Pan de ajo negro - pull-apart

Pan de ajo negro (pull-apart)


Pull-apart o pan separado, solo sé que el que se hace con mantequilla y canela es francamente delicioso.  Por eso pensé que si cambiaba un poco los ingredientes, y en vez de hacerlo en molde rectangular  hacía espirales, cada uno podría tomar su trozo de pan sin necesidad de cuchillo.

No estoy inventado nada nuevo, el pan de ajo está más que descubierto, pero a este le he añadido, además del ajo negro, cebolla confitada, casi caramelizada, y enriquecida con un chorrito de vinagre de Módena, y una rama de orégano fresco bien picadito.


Ingredientes para la masa:

  • 25g de azúcar
  • 1 huevo
  • 150ml de leche
  • 25g de mantequilla
  • 10g de sal
  • 350g de harina
  • 15g de levadura fresca

Paso 1

Lo primero es templar la leche y disolver en ella la levadura.

Paso 2

En un bol, yo use la KichenAid, pongo la harina, la sal, el azúcar, el huevo y la mantequilla fundida. Pongo en funcionamiento el gancho de amasado y añado la leche con la levadura. El amasado ha durado unos 4 minutos.



Pan de ajo negro (pull-apart)


Hago una bola con la masa y la dejo reposar en un bol engrasado y tapado con un paño bien limpio. Lo dejo que repose hasta que prácticamente doble su volumen.


Mientras preparo el relleno:


  • 2 cebollas tiernas: que he dejado hacer a fuego lentísimo para que no se quemen en ningún momento. Cuando ya están prácticamente en su punto, añado una cucharilla de azúcar moreno. Con esta bien incorporada apago el fuego e incorporo  unas gotas de vinagre de Módena, mezclo y reservo.
  • 4 dientes de ajo
  • 100g de mantequilla
  • 1 ramita de romero

Paso 3

Los ajos convertidos en un finísimo puré los mezclo con la mantequilla derretida junto con el romero bien picado.


Pan de ajo negro (pull-apart)


Paso 4

La masa la paso a la encimera enharinada, le quito el gas y la estiro con las palmas de la mano hasta darle forma rectangular.


Pan de ajo negro (pull-apart)


Cubro toda la superficie con la mezcla de la mantequilla, ajos y romero y reparto la cebolla también por toda la superficie.

Paso 5

Enrollo la masa como si se tratara de un brazo de gitano y voy colocando las rodajas en vertical sobre un molde bien engrasado. Lo dejo dentro del horno hasta que doble otra vez su volumen.



Pan de ajo negro (pull-apart)


Paso 6

Caliento el horno a 180º con fuego arriba y abajo. En mi horno se ha cocido en 40 minutos.



Pan de ajo negro (pull-apart)


Cinco minutos antes del final, he encendido el aire para que se dorara bien toda la superficie.

Ya fuera del molde lo dejo enfriar sobre una rejilla.

Está tan rico que casi no necesita acompañamientos, pero con huevos fritos bañados con una cuchara generosa de mojo rojo, ha sido todo un acierto.



Pan de ajo negro (pull-apart)


Una receta olvidada en mis archivos con la que me he reencontrado y creo que merecía la pena compartirla :)

20 de febrero de 2019

Calabacines rellenos - RecetasDeConventosyMonasterios



 
Calabacines rellenos con berenjena, atún, anchoas, alcaparras y aceitunas

Calabacines rellenos #RecetasDeConventosyMonasterios


Sofía nos ha propuesto unos calabacines rellenos del Monasterio del Carmelo de Baiona, como no podía ser menos es una receta sencilla, con pocos ingredientes y con un resultado espléndido.

Este Monasterio fue un deseo de Monseñor Lacroix. Empezó con religiosas cedidas por otros Monasterios como el de Oloron-Sainte_Marie, el Carmelo de Pau, un total de 9 religiosas que llegaron a Baiona. Después de la celebración de la primera misa se impuso la clausura. Se siguen vendiendo sus elaboraciones en las comarcas de Biarritz, Anglet y Baiona además de en unos cuantos Monasterios franceses.

Y ahora a lo más puramente culinario, la puesta en marcha de este plato.

Ingredientes para los calabacines rellenos:
  • 4 calabacines
  • 2 berenjenas
  • 1 cebolla
  • Miga de pan
  • 2 huevos
  • Sal, pimienta y unos copos de cayena
  • 3 anchoas
  • 8 aceitunas de Aragón
  • 1 c/s de alcaparras
  • 50g atún en escabeche (cosecha propia)


Paso 1

Yo he utilizado calabacines redondos pero he seguido los pasos igual que si fueran alargados en cuanto al vaciado se refiere porque, evidentemente, no les he cortado a lo largo, he cortado una tapa y después he vaciado el interior con cuidado para no romper los calabacines, son los recipientes a rellenar.



Calabacines rellenos con berenjena, atún, anchoas, alcaparras y aceitunas


Paso 2

Ya vacíos les he dado un hervor. He puesto una olla al fuego con agua suficiente para que cubra los calabacines vacíos, pero que estén apoyados en el fondo, no quiero que se pasen la gran juerga dentro del agua que, aunque no es mucho tiempo, tan sólo unos minutos. Retiro del agua y dejo que escurran sobre papel de cocina.


Paso 3

La cebolla y la berenjena, bien picadas, a una sartén con aceite a sofreír hasta que estén en su punto, salpimento.



Calabacines rellenos con berenjena, atún, anchoas, alcaparras y aceitunas



Paso 4


Es el momento de añadir el jamón de Baiona, lo que yo he sustituido por mis ingredientes particulares como el atún, las anchoas, las alcaparras y las aceitunas.



Calabacines rellenos con berenjena, atún, anchoas, alcaparras y aceitunas


Retiro del fuego y añadido la miga de pan que he remojado en un poco de leche (manías personales), los huevos batidos y el resto elegido para ese relleno. Tiene que quedar una masa bastante cremosa, no líquida.



Calabacines rellenos con berenjena, atún, anchoas, alcaparras y aceitunas


Paso 5


Sólo falta rellenar los calabacines y gratinar en el horno tal cual, pero me he permitido poner por encima un poco de la miga remojada en leche para que no reste sabor al conjunto y listos para entrar en el horno que estará ya caliente a 180º hasta que estén en su punto.



Calabacines rellenos con berenjena, atún, anchoas, alcaparras y aceitunas


Y nada más, otra receta estupenda para seguir engordando nuestro personal recetario de #RecetasDeConventosyMonasterios.



Calabacines rellenos con berenjena, atún, anchoas, alcaparras y aceitunas



Recomiendo visitar las elaboraciones de mis amigas con el estómago lleno… el que avisa no es traidor ;)
Os invito a visitar todas las entradas de #RecetasDeConventosyMonasterios en el blog:





15 de febrero de 2019

Alitas de pollo al horno marinadas



las mejores alitas de pollo al horno marinadas con harisa

Alitas de pollo al horno marinadas

En esta casa las alitas de pollo nos encantan, especialmente fritas con cualquier aliño que se me ocurra dependiendo del día. No estaba previsto que estas vieran la luz, no imaginaba lo deliciosas que podían quedar aunque, por si acaso, hice un par de fotos, una suerte para poder enseñaros como una pieza tan humilde resulta absolutamente deliciosa con un par de especias.

Ingredientes  para las alitas de pollo al horno


  • 12 alitas de pollo
  • 1 c/s Harisa
  • 2 c/c  fulful bhar*
  • 3 dientes de ajo
  • 2 ramas de perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 6 patatas + orégano + sal

Paso 1

Las alitas bien limpias del más mínimo resto de plumas, ya me encargue de no dejar ni una, todas bien quemadas.

Paso 2

En un recipiente amplio coloco las alitas e incorporo todo lo que les va a dar un toque espectacular, me refiero a la harisa, el fulful bhar, el ajo y el perejil  bien picados, la sal  y un buen chorretón de aceite.



las mejores alitas de pollo al horno marinadas con harisa


Lo ideal es dejar las alitas ahí dentro un par de horas como mínimo, aunque yo las dejé toda la noche dentro del frigorífico.

Paso 3

Las patatas bien lavadas con su piel, he utilizado 6 más bien pequeñas, las he cortado en gajos que aliño con sal y una generosa cantidad de orégano seco.



las mejores alitas de pollo al horno marinadas con harisa


Las coloco en el fondo de la fuente de horno.

Paso 4

Encima de las patatas las alitas y, para no perder ni una gota de ese aliño, añado un chorrito de aceite y con una lengua dejo caer por encima de las alitas.



las mejores alitas de pollo al horno marinadas con harisa


Paso 5

Listas para el horno que estará a180º calor arriba y abajo. A media cocción les doy una vuelta para que se doren bien. Las patatas no se tocan.

Unos 5 minutos antes de retirar la fuente del horno subo la temperatura a 190º.



las mejores alitas de pollo al horno marinadas con harisa


Ni os imagináis como quedan esas patatas, sabrosas, delicadas, tan cremosas que deben ser pecado, no importa, todo vale y se perdona  cuando tienes delante unas alitas de domingo en los cielos ;)

Para chuparte los dedos… ¡literal!

Otras formas de comer alitas AQUÍ.



fulful bhar*

Siempre que utilizo esta especia vuelvo a ojear el libro "Ároma árabe" de Salah Jamal, ahí, en su lectura,  descubrí el fulful bhar, entre otras especias que me enamoraron por siempre jamás.

Es una mezcla de especias, se pueden mezclar en casa aunque el autor recomienda comprarlas ya mezcladas.


Desde hace unos días hay una nueva edición apadrinada por Ferran Adrià.  El mio está en casa desde 2001 y ya tiene pareja porque, la nueva edición también ha pasdo a formar parte de mi biblioteca gastronómica.