15 de enero de 2020

Crema de espárragos #ConservaLaLínea



Crema de espárragos blancos en conserva


Crema de espárragos #ConservaLaLínea


-Empezamos el año en #ConservandoLaLínea con una lata de conservas de toda la vida, espárragos blancos. He dicho o escrito en alguna ocasión que no es mi conserva favorita, quiero decir, que no soy de comer espárragos escurridos de su jugo (este sí que me encanta) con mayonesa. Siempre me ha molestado el caldillo que soltaban y me aguarrichinaba la salsa.  Esto no quiere decir que no coma espárragos, lo hago con cierta frecuencia pero jamás con mayonesa, en mi fondo de despensa siempre, siempre, hay como mínimo un par de latas de las gordas con un producto de generoso calibre.

Pero no todo es espárragos con mayonesa, razón suficiente para haber elegido esta conserva e inaugurar el año con una rica crema de espárragos. Os invito a seguir leyendo porque no os vais a arrepentir.

Ingredientes para la crema de espárragos:

  • 1 diente de ajo
  • 2 puerros, la parte blanca
  • 1 patata pequeña
  • 2 latas de espárragos de 1k cada una
  • El líquido de una lata
  • 200ml de caldo de carne
  • 1 lata de leche de coco
  • Sal y pimienta
  • Un puñadito de arroz
  • Aceite y una cucharada de mantequilla


Paso 1

Lo primero es sofreír ligeramente el ajo y el puerro troceado con el aceite y la mantequilla sin dejar que tome color.

Paso 2

Incorporo la patata troceada, unas vueltas y los espárragos troceados. Salpimiento.

Paso 3 

Cubro con el caldo, la leche de coco y el líquido de la lata de espárragos. Mezclo un poco y cuando empieza a hervir tapo la cazuela y dejo cocer a fuego lento.


Crema de espárragos blancos en conserva


Paso 4

Unos 10 minutos antes de terminar la cocción añado el puñado de arroz  y dejo que termine de cocer, esta vez sin tapar la cazuela.

Paso 5

Trituro todo bien y paso la crema por un colador fino para que no quede la más mínima hebra de espárrago. Vuelvo a poner en el fuego para que hierva unos minutos, cuidando de que no se pegue. Es el momento para rectificar de sal y pimienta si es necesario.



Crema de espárragos blancos en conserva


Listo para servir, esta vez en caliente y acompañada por unos sencillos crujientes que alegran aún más, esta rica crema.



Crema de espárragos blancos en conserva


Ahora, como siempre, veamos con qué nos sorprenden mis amigas en #ConservaLaLínea de espárragos blancos, mi elección para este mes. Os dejo sus enlaces,


18 de diciembre de 2019

Berberechos con orechiette #ConservaLaLínea



Berberechos con orechiette


Berberechos con orechiette #ConservaLaLínea

Parece mentira pero estamos casi, casi, en navidad y Sofía  ha elegido los berberechos, una de mis conservas favoritas para nuestro reto de #ConservaLaLínea.

No se me ha ocurrido nada mejor que un plato de pasta casera para estos bivalvos enlatados, mínima manipulación para intentar conservar todo su sabor.

Ingredientes para la salsa:
  • 2 dientes de ajo muy picado
  • ½ cebolleta picada
  • 3 anchoas
  • 6 aceitunas manzanilla
  • 1 c/s de alcaparras
  • 2 tomates naturales sin piel y sin pepitas
  • 1 cayena pequeña
  • AOVE
  • 1 lata de berberechos

Paso 1

Una sartén con un poco de aceite, incorporo el ajo y en cuanto empieza a saltar añado la cebolleta, dejo que se haga unos minutos. Es el momento de incorporar las anchoas, unas vueltas hasta que prácticamente estén deshechas, añado las aceitunas, las alcaparras, la cayena y el tomate muy picadito. Dejo cocinar hasta que el tomate esté frito y haya evaporado toda su agua.

Paso 2

Mientras voy cociendo mi pasta, en este caso unos orecchiette caseros, esos que aún se me resisten y no me salen perfectos del todo pero no pienso rendirme.

Paso 3

Cuando el tomate ya ha perdido toda su agua añado a la sartén el jugo de la lata de mi conserva y otro poco del líquido de la cocción de la pasta. Dejo cocer unos minutos e incorporo los berberechos, un par de vueltas y enseguida la pasta.


Berberechos con orechiette

Mezclo bien y listo para servir.

Por encima, con la pasta caliente una pizca de queso rallado y a disfrutar, porque realmente ha sido eso, un disfrute total este sencillo plato de pasta.

10 de diciembre de 2019

Empanadillas rellenas de flan





Obleas de empanadilla rellenas de flan absolutamente deliciosas

Empanadillas rellenas de flan


Siempre he pensado que la pastelería, la buena, la de verdad, la que crean los pasteleros que saben muy bien lo que hacen, donde no cabe decir una pizca de esto, otra pizca de aquello, un poco de lo otro, en fin, que la pastelería es pura y dura exactitud matemática.

Claro que, hacer dulces, eso lo hago hasta yo, unas veces, mal, otras regular y en ocasiones  consigo un bien, pero este de hoy, estas empanadillas rellenas de flan son lo más fácil que he hecho en mucho tiempo y tengo que agradecérselo a mi amiga Pilar, la casualidad quiso que llegáramos a tiempo de probar sus empanadillas.

Cuando me contó cómo estaban hechas no daba crédito, en serio, casi receta de parvularios que tardé en hacer lo que tardé en comprar los ingredientes, cierto es que no suelen estar en mi fondo de alacena.

Ingredientes para las empanadillas rellenas de flan


  • 1 paquete de masa para empanadillas
  • 1 sobre de flan Potax
  • 400ml de leche
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Azúcar + canela en polvo para el rebozado final
  • Aceite de girasol para la fritura

Paso 1

Para hacer el flan he seguido las indicaciones del sobre, pero he utilizado 100ml menos de lo que este indica.

He añadido a la mezcla resultante un par de yemas de huevo, recuerdos de cuando era niña en la cocina de Mami, ella decía que así sabía más a flan.

Lo he dejado enfriar toda la noche en el frigorífico.

Paso 2

Rellenar las empanadillas, ningún secreto, una cucharada de la crema que al reducir la cantidad de líquido está bastante consistente, humedecer el borde de la oblea con una pizca de agua y pegar bien los bordes. Yo lo hice a la manera más tradicional, con un tenedor pequeño, de postre y apretando lo justo para no romper la masa.

Las guardo en el frigo para que estén completamente frías en el momento de la fritura.

Paso 3

Abundante aceite en un cazo, suficiente para que cubra las empanadillas y casi no haga falta darles la vuelta. Cuando está bien caliente, pero que no humee, voy friendo las empanadillas. 

Paso 4

Según las voy retirando de la fritura las paso por la mezcla de azúcar con canela y listas.

Creo que es el postre más fácil, resultón y sabroso que he preparado en mucho tiempo, eso sí, una recomendación, si no se comen todas en el día es mejor no dejarlas tapadas, de esta forma no se reblandecen ni se humedece el azúcar del rebozado.

30 de noviembre de 2019

Flammkuchen




Flammkuchen, casi una pizza para morir de rica

Flammkuchen


Una delicia que nada tiene que ver ni que envidiar, a las pizzas de Italia. Ignoro si tienen algún parentesco pero por la historia que se cuenta creo nada de nada.

Dicen  que esta delicia fue fruto de la casualidad allá por 1900, cuando metían trozos de la masa del pan dentro del horno para comprobar si la temperatura era la correcta, lo hacían poniendo capas finas y si se cocían en medio minuto, la temperatura era la correcta. Aquellos pequeños trozos de masa no se tiraban, se comían, y alguien muy inteligente pensó que si se ponía algo por encima resultaba ser un bocado delicioso, y vaya si lo es.

Es precisamente de esta historia de donde viene el nombre “cocinado en llamas”, en alemán Flammkuchen, vamos, un nombre de lo más sencillo.



Flammkuchen, casi una pizza para morir de rica


He sustituido el beicon original por jamón Monte Nevado, Premio Alimentos de España al mejor Jamón Ibérico de Bellota en 2018, imposible arrepentirse con el cambio, ha sido todo un acierto. Espero que os guste.

La masa para la Flammkuchen:

  • 2 cucharadas soperas de aceite
  • 125ml de agua
  • 250g de harina
  • 60g de jamón Monte Nevado

Resto de ingredientes para la Flammkuchen:

  • 2 cebollas moradas 
  • 100g de rico jamón
  • 1 vaso de nata agria 
  • 100g de queso Cambozola
  • 3 champiñones cortados en láminas finas
  • Otros 100g de jamón
  • Unas hojas de rúcula para servir

Paso 1

Lo primero que he hecho, con cierta pena, ha sido poner el jamón entre dos trozos de papel de horno y meterlo en el microondas a máxima potencia. Primero un minuto, he comprobado que no estaba bien seco y lo he puesto un minuto más.



Flammkuchen, casi una pizza para morir de rica


El jamón ya frió y troceado ha ido dentro de un molinillo de café y he triturado hasta el aburrimiento, o mejor dicho, hasta que se ha quedado prácticamente convertido en polvo.

Paso 2

La masa de lo más sencillo: todos los ingredientes en un bol, incluidos los polvos del jamón, mezclo en seco la harina con los polvos del jamón e incorporo los líquidos.



Flammkuchen, casi una pizza para morir de rica


Amaso hasta obtener una masa lisa y bien suave. Dejo reposar un mínimo de 30 minutos.



Flammkuchen, casi una pizza para morir de rica


A la masa no le he añadido ni una pizca de sal, con el polvo de jamón es más que suficiente.

Paso 3

En un bol pongo la nata agria, una pizca de sal, mezclo bien y reservo.

Paso 4

La cebolla cortada en juliana fina, aunque yo la prefiero muy picada para este tipo de preparaciones, odio que al morder me queden tiras de ella colgando, sí, lo sé, son manías tontas que no puedo evitar ¿será por eso que no soporto la cebolla en las pizzas?

Y después de todo este rollo de la cebolla, la sofrío a fuego lento hasta que esté bien pochada con un poco de sal y algo de pimienta negra recién molida. Aunque en la receta original se pone en crudo a mí me sigue gustando más ponerla bien pochada o mejor dicho, bien caramelizada, eso sí, ni un granillo de azúcar, caramelizado absolutamente natural y a fuego lento ¿cuánto tiempo? más o menos 1 hora y 30 minutos.

Paso 5

Con todo listo y el horno bien caliente a 250º, preparo la flammkuchen.

Estiro la masa hasta dejarla bien fina, esto es importante porque tiene que cocerse en muy poco tiempo. Tampoco hay que recortar los bordes para dejarla perfecta, su aspecto tiene que ser natural, rústico o como se quiera llamar.

Paso 6

Extiendo la nata agria, a la que le he añadido un poco de sal,  por toda la superficie, por encima la cebolla, los champiñones laminados, el queso y lista para el horno.



Flammkuchen, casi una pizza para morir de rica


Paso 7

Nada más salir del horno un par de lonchas de este fantástico jamón troceadas con las manos y unas hojas de rúcula por encima son más que suficiente para disfrutar esta delicia crujiente y jugosa.



Flammkuchen, casi una pizza para morir de rica

Es recomendable saborear este flammkuchen en caliente para apreciar mejor todo su sabor.



Flammkuchen, casi una pizza para morir de rica


Haber tuneado la masa original con el jamón triturado ha sido todo un acierto, tanto que ya pasa a formar parte de mis favoritas.


Con este código: ACIBECHEIRA10, tendréis el 10% de descuento para la tienda online de Monte Nevadolo podéis usar en todos los productos desde hoy hasta el día 10 de diciembre. Sólo hay que meterlo al final, antes de pagar y se aplica el descuento. 


¡Buen provecho!
Gracias  Monte Nevado


Flammkuchen 

20 de noviembre de 2019

Hamburguesa de garbanzos #ConservaLaLínea



Hamburguesa de garbanzos, deliciosamente cremosas y delicadas

Hamburguesa de garbanzos #ConservaLaLínea


Rara vez utilizo legumbres en conserva, una manía más heredada de mi Mami. Reconozco que me cuesta comprar este tipo de conservas, pero era  una compra obligada, ha sido la elegida por Rosalía para nuestra entrega de noviembre en nuestro reto de #ConservaLaLínea


¡No me arrepiento!

Ingredientes para esta hamburguesa de garbanzos

  • 400g de garbanzos ya escurridos
  • 6 aceitunas negras muy picadas
  • 1 c/s de alcaparras 
  • 1 c/c de harissa
  • 3 tomates secos en aceite
  • 1 c/s de miga de pan remojada en leche
  • 2 c/s de berenjena previamente sofrita y bien escurrida
  • 1 huevo entero
  • ½ guindilla muy picadita
  • Sal y pimienta
  • Panko para rebozar

Paso 1

He tenido la santa paciencia de quitar el pellejo a los garbanzos de lo que me he arrepentido cuando he llegado al garbanzo 100…


Hamburguesa de garbanzos, deliciosamente cremosas y delicadas


Después de aplastar con un tenedor los garbanzos he incorporado el resto de los ingredientes, he mezclado bien y he dejado reposar en el frigorífico un par de horas.

Paso 2

He dado forma a las hamburguesas con cuidado y lo mejor que he podido, son absolutamente delicadas. Las he pasado por una generosa cantidad de panko y he dejado que vuelvan a reposar en frío.

Paso 3

He utilizado una fina capa de aceite bien caliente  para freír estas hamburguesas, lo justo para que  se doren y calienten bien por dentro, en realidad todo está hecho menos el huevo y este se hace 

Por encima de cada una mientras su fritura he repartido unos  trocitos de queso, he tapado para que se funda.

Paso 4

He colocado cada hamburguesa sobre un trozo de pan de semillas previamente tostado, una pizca de mayonesa + kétchup + mostaza, no podía faltar una aceituna y su piparra para tener ese punto de vinagre picantillo que tanto me gusta.



Hamburguesa de garbanzos, deliciosamente cremosas y delicadas


Unos cuantos garbanzos fritos y crujientes con un punto de sal a modo adorno han sido perfectos, ni uno ha quedado.

Nada más y nada menos, conserva de garbanzos con un resultado más rico y sabroso de lo que esperaba, sin duda para repetir. 

Ahora, como siempre, veamos cómo ha resuelto cada una de mis amigas su #ConservaLaLínea de garbanzos elegidos por Rosalía. Os dejo sus enlaces, será un sabroso paseo.




Hamburguesa de garbanzos #ConservaLaLínea

13 de noviembre de 2019

Empanaditas con masa de pimentón



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor

Empanaditas con masa de pimentón


Nada me gusta más que las masas, trabajar con ellas es una pasión que me acompaña desde siempre. Y en cuanto al pimentón, ¿qué puedo decir? soy gallega y mi tierra adora los platos que llevan ese polvo rojo con vida propia, y yo… no iba a ser menos.

Paso 1

Lo primero que hago es preparar el aceite de pimentón con:

El aceite en un cazo a fuego lento y cuando empieza a calentarse, no más de 70º-80º, añado el pimentón, un par de vueltas y retiro del fuego. Dejo que se enfríe.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


Cuelo a un recipiente con una estameña para eliminar el pimentón, lo que me interesa ya está bien recuperado, casi los 200ml al completo.

Paso 2

La masa para las empanaditas:


  • 200ml de aceite de pimentón
  • 200ml de agua
  • 600g de harina de trigo
  • Unos 10g de sal

La cantidad de harina puede variar dependiendo de la frescura de esta, incluso de la marca que se utilice.

En el vaso de la Kichen pongo todos los ingrediente, pero tan sólo la mitad de  la harina, y empiezo a amasar con el gancho de amasar. Cuando los ingredientes se han incorporado añado el resto de la harina para que se siga amasando durante unos 10 minutos.

Vuelco mi masa sobre la encimera y amaso con mis manos tan sólo unos minutos, boleo un poco y guardo en un bol tapado con film plástico. Dejo que repose como mínimo una hora en el frigorífico.

Paso 3

Preparo los rellenos, todos por separado.


Ingredientes:

  • 2 cebolletas
  • 1 berenjena
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 pimiento rojo mediano
  • 100g de setas de cardo
  • 6 champiñones
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Las cebolletas picadas hasta el aburrimiento las dejo freír a fuego lento en abundante aceite que, una vez terminada su fritura, escurro bien. Reservo la cebolla frita.

La berenjena que he lavado y picado en dados pequeños la he dejado en agua durante unos treinta minutos.

Bien escurridas del agua de su pequeño baño las pongo a saltear a fuego alegre en el aceite que he recuperado de las cebolletas.

Cuando están doradas las retiro, bien escurridas, y las reservo.

El pimiento verde cortado en juliana también pasa por una fritura. Escurro y reservo.

Pimiento rojo, pelado y cortado en cubos tirando a pequeños corre la misma suerte que su compañero verde, fritura rápida, escurro bien y reservo.

Por último las setas y los champiñones pelados, ambos en trozos menudos, los salteo a fuego fuerte en el poco aceite que queda. Reservo escurridos.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


La pizca de sal a todas estas pequeñas frituras la añado al final, ya escurridas y fuera del fuego.


Paso 4

Las proteínas para los rellenos:
  • 1 pechuga de pollo de corral
  • 200g de lomo de merluza sin piel
  • Orégano
  • Tomillo
  • Sal
  • Pimentón Ahumado “La Chinata”
  • 50ml de aceite de oliva virgen extra
  • 50ml de aceite de pimentón
  • 1 huevo grande bien batido

La pechuga de pollo:

Picada en trozos pequeños la pongo en un bol con: el orégano, la sal, una cucharita de café de pimentón y un chorro de aceite. Mezclo bien y dejo que el adobo haga su trabajo.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


El lomo de merluza:

La merluza la corto en trozos un poco más grandes, para poner unos 5 en cada empanadita, añado la sal, el tomillo fresco picado y, en este caso, el aceite de pimentón. La merluza es más delicada y no quiero que se quede pegado el pimentón a su blanca carne pero sí que se lleve todo su sabor.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


Dejo también macerar en un bol.

Con las cantidades que utilizo da perfectamente para 8 empanaditas bien rellenas, alguna más saldría si la tapa fuera sencilla, es decir, masa estirada justa para cubrir el relleno.
He utilizado un molde para tartitas de 12cm.

Paso 5

Con todo preparado y la masa bien reposada empiezo lo más divertido, estirar la masa y cubrir los huecos del molde. Ahora a rellenar.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


Empanadita de pollo:

En el fondo un poco de las setas, sobre estas una cucharita de cebolleta, encima los trozos de pollo y coronando unos trocitos de pimiento rojo.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


Empanadita de merluza:

En el fondo la berenjena, encima la cebolleta, los trozos de merluza y por encima el pimiento verde.

Paso 6

Y todo listo para hacer las tapas, divertido, entretenido, sencillo y muchas ganas de divertirme haciendo este trabajo de artesanía, la masa es perfecta para trabajar estos pequeños detalles.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor

Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor



Según he ido terminando cada tapa he recortado con un aro del tamaño justo y con cuidado he ido colocando la tapa que correspondía a cada empanadita. He pintado los bordes de las piezas ya completas con huevo batido para facilitar el pegado. Aprieto los bordes con cuidado para asegurar que no se escape nada del relleno y listo.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


Paso 7

Tan sólo falta pintar la superficie de las empanaditas con huevo batido y listas para entrar en el horno que ya tengo caliente a 180º.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


El tiempo, como siempre dependerá un poco de cada horno, pero en el mío han estado unos 30 minutos.

Paso 8

Las he dejado enfriar un poco sobre una rejilla, pero están igual de buenas tanto en frío como en caliente.



Masa de pimentón para empanadas, no vasa a encontrar otra mejor


Espero que os guste, han quedado absolutamente deliciosas, os invito a preparar esta masa de Pimentón Ahumado “La Chinata”, es una delicia trabajar con ella, en cuanto al resultado a las pruebas me remito.