12 de agosto de 2007

HEMC #14 Croquetas de Champiñón y morcilla

detalleabierta

Hubo un tiempo en que llegue a aborrecer las croquetas. Hoy, unas recién fritas me parecen uno de esos manjares que merecen ser servidos bajo palio, pero me refiero a las caseras.

Mi madre las bordaba, de huevo, de gallina, de carne.

Es de estos dos últimos que comíamos habitualmente cada 2 ó 3 días ¿Por qué? Porque mi querida Mami le hacia los purés a mis sobrinas (Marta y Carol) cuando eran pequeñas, y claro ¿cómo se iba a tirar la carne? ¿qué hacer con ellas? Fácil, croquetas y canelones ¡todas las semanas!

Ahora soy yo la que las hago muy a menudo y con los más variados rellenos que se me ocurren. Estas de hoy son de champiñón y morcilla, es la primera vez que las preparo con estos ingredientes y como han salido ricas aquí os las dejo.


Ingredientes:

- 80 g de mantequilla
- una cuchara de aceite de oliva
- 80 g de harina
- 200 ml de nata
- 300 ml de leche entera
- 1 cebolleta
- 1 puerro
- sal, pimienta blanca, nuez moscada y pizca de canela.
- 200 g de champiñón
- 50 g de morcilla



Para rebozar, huevos y pan rallado y por supuesto aceite de oliva para freírlas.

ingredientes


Pico el puerro y la cebolleta muy menudo y lo pongo a pochar con la mantequilla a fuego muy lento para que no se queme el puerro.

sofrito

A los 3 ó 4 minutos, añado el champiñón, también muy picadito, más la cuchara de aceite, para que no se queme la mantequilla, y lo dejo que se vaya haciendo a fuego lento.

champiñones con harina

Mientras, pelo la morcilla y la frío aparte en un poco de aceite, de este modo no dará un sabor excesivamente fuerte a las croquetas, cuando ha soltado toda su grasa la dejo escurrir sobre papel de cocina.

Caliento la leche con la nata.

Mezclo las especias con la harina y la añado sobre los champiñones dejando que se fría un poco sin dejar de remover para que no se queme.

masa

Retiro del fuego y añado la leche caliente, removiendo muy deprisa para que no se hagan grumos. Si queda demasiado espeso y es necesario se puede añadir en este momento algo más de leche, ya que todavía tiene que cocer unos diez minutos. Añado la morcilla y mezclo todo bien.

masa con morcilla

Lo pongo otra vez al fuego y dejo que cueza a fuego muy lento, removiendo casi continuamente, hasta que se separa de las paredes sin dejar rastros de la mezcla.

masa despegada

Vuelco la masa en un recipiente para que se enfríe.

Y viene lo más fácil, rebozarlas, primero les doy forma con una cuchara y las voy poniendo en un recipiente donde tengo huevos batidos, de ahí las paso al pan rallado y listas.

emplatado

El día que las preparo, siempre comemos o cenamos y las demás las congelo, viene de maravilla tener siempre en el congelador dos o tres variedades de socorridas croquetas con tropecientos rellenos distintos.

Si queréis ver todos los pasos del proceso pasaros por mi flickr

11 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta!...

    probaré a hacer unas croquetas con champiñones... nunca lo he hecho...

    Un saludo...

    ResponderEliminar
  2. Una receta muy original nunca se me hubiera ocurrido, te felicito.
    Carlos

    ResponderEliminar
  3. Solo puedo decir una cosa
    ¡¡¡Chapeau!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. 14:45 y yo leyendo esta receta SIN HABER COMIDO.
    Nop sé como cocinarás, la pinta es excelente, pero lo que está claro es que te sobra imaginación.
    Nos vemos en HEMC 13.

    ResponderEliminar
  5. Hola Margarida, leo tu blog asiduamente y me encanta como cocinas. He hecho tus croquetas y sólo puedo decir que son las mejores que he probado nunca. Enhorabuena y sigue así.

    ResponderEliminar
  6. Hoy he visto tu blog con más calma.
    Cocina sencilla y con buenos y frescos ingredientes.
    Por fin encontré una receta que me apetece del pastel de cabracho, me la guardaré.
    Ya te enlacé en mi blog, en la lista de BLOGS QUE MOLAN .

    ResponderEliminar
  7. Mi marido pregunta, después de haber visto esta obra maestra, si puede tirarte insistentemente los tejos o, directamente, enrollarse contigo...nunca he aprendido a hacer croquetas, me parece una cosa de auténtica maestra, cual tu eres. Un besote.

    ResponderEliminar
  8. delokos de pequeña llegaba a casa diciendo ¡uuuummmm que bien huele!y mami siempre me contestaba... mejor sabrá, tu dices ¡Qué buena pinta!... yo te digo ¡pruebalas!


    carlos si hago una lista de las cosas que se me han ocurrido para las croquetas parecería un poco pedante, y desde luego no es esa mi intención, pero igual que a delokos te digo que las pruebes.

    ¡Ah! y gracias por visitarme :)


    cerise te diria que cogieras una pero...


    puntiyo en casa están contentos conmigo... jejeje, además procuro hacer cosas fáciles, sencillas y que sean apetecibles. Todo se lo debo a mami, de ella aprendí el amor por la cocina.


    jajajaja...cannella me encantaría pasarle a tu "santo" un taper lleno de croquetas de varios sabores, como tus helados, ojalá algún día pueda, besos a los dos y mil gracias.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que es una buenísima mezcla champiñones y morcillas, habra que hacerla algún día adaptandola al mundo sin gluten, gracias por tus recetas.

    Besotes,

    ResponderEliminar
  10. q ricas estaban! quiero más!
    Tú si que sabes :D

    Un besito!

    ResponderEliminar
  11. Me encantan los champiñones y me encanta la morcilla!! Felicidades, has dado con una combinación perfecta! No tardaré en probarla!!! Que pinta!!!

    ResponderEliminar