5 de mayo de 2011

¡Ni se te ocurra tirarlo!

Huevo roto



¿Que un huevo se rompe al freírlo? ¡Ni se te ocurra tirarlo!

Francamente, me empiezo a preocupar por mí misma, un huevo, un solitario y triste huevo roto que nadie quiere, que te mira con tristeza y parece preguntarte ¿Por qué? ¿Por qué me tiene que pasar a mi? Ya no voy a formar parte de ese trozo de generoso pan hundiéndose en mi hermosa yema, sencillamente porque mi yema no es hermosa… pobre de mí :(

¡Dios! Pedazo rollo os estoy contando, pero… ¡Sí! Precisamente fue el llanto del pobre huevo lo que escuché cuando mi hija me preguntó enseñándome el plato ¿Lo tiro? Respuesta, si, bueno no, no sé, mejor déjalo tapado y ya veré, para tirarlo siempre hay tiempo. Esto pasaba un miércoles

Día siguiente, jueves santo, al abrir la nevera veo el platito con el huevo y unos trocitos de jamón también sobrantes, 2 trocitos para ser exacta ¿Lo tiro? Mejor preparo un aperitivillo, y así fue como este pobre huevo tuvo su momento de gloria, breve momento pero intenso.



el huevo roto



Tan sencillo como picar un trocito de pimiento rojo, otro de pimiento verde, pizca de aceite en una sartén, sofreír los pimientos.


Plátano maduro a la vista, buenísimo, pues hala, también a la sartén después de trocearlo, claro está. Turno para el huevo, que al estar completamente frío no ofrece ninguna resistencia.



la mezcla


El tiempo en la sartén es mínimo, tanto para el plátano como para los pimientos. Fuera del fuego añado el huevo. Ahora, y sobre unas rebanaditas de pan de pasas tostado, voy colocando una cucharita de la mezcla sobre cada tostada. Seis, no daba para más, pero suficiente. Sobre cada una de ellas un trocito de queso Brie.

Como el horno estaba caliente, pero apagado, metí las tostadas justo para que el queso se fundiera y vaya, que bocado tan generoso.



emplatado



Y aquí termina esta historia del huevo roto, feliz por su humilde final, pero haciendo disfrutar tanto a nuestros paladares como lo habían hecho un día antes sus compañeros de envase.

¡Buen provecho!

33 comentarios:

  1. Sólo puedo decir una cosa: ¡quiero uno!. Se me ha hecho la boca agua...y esa forma de redactar...¡fabulosa!

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. ¡Por supuesto....!
    La crisis tambien repercute en los fogones, y ....aquí no se tira nadaaaa.
    Genial composición... enhorabuena.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que rico, la verdad que se puede sacar provecho de todooooo!

    Besos

    PD: ay que ver la de comida que se tira, verdad?

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que este huevo se había colado y no era un huevo de gallina, sino un huevo de cisne! Sí, sí, el patito feo, del que se reían todos pero acabó siendo el rey del mambo!
    Voy a ver si la próxima vez que fría un huevo lo rompo un poco a posta y así "puedo" hacer este pedazo de pintxo!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Me dan ganas de romper un huevo a propósito para preparar esta recetuky tan ricaaaaa
    un biquiño

    ResponderEliminar
  6. Tiene una pinta buenísima,nadie diría que surgió por aprovechar algo que había sobrado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, qué inventiva tienes, todo te viene bien! ;)

    ResponderEliminar
  8. Vamos a ver, en mi casa si se rompe un huevo, no se tira jejeje se lo come el cocinero que en este caso soy yo, así que me quieres decir que ¿todo este tiempo hemos tenido que apechugar con el huevo roto medio cuajado y feo sin tomarlo como propones? :)

    Me encanta. Sin duda, el elemento que más me llama la atención de tu aperitivo, es el plátano. Fusión e imaginación, efectivamente en Acibechería no se tira nada... se convierte en innovación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Bendito huevo!! Quién le iba a decir a él que su final (a punto de ser trágico), iba a ser feliz (y de qué manera). Me encanta!!
    Besitos y feliz finde

    ResponderEliminar
  10. Unha lección maxistral de que na cociña non se tira nada, todo vale. Moi boa a presenza e dou por suposto que o sabor fantástico.

    ResponderEliminar
  11. Genial....y que rico...
    el próximo día rompo alguno adrede...je je
    besos

    ResponderEliminar
  12. Qué buena forma de aprovechar el pobre huevo rotito, menuda pinta que tienen con el quesito fundido!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Margarida!! Acabo de llegar a tu blog y con tu permiso me quedo para siempre, pues me ha encantado todo lo que he visto. Este aprovechamiento es una tapa de concurso!! Qué deliciosa!! Bss. Alicia

    ResponderEliminar
  14. ¡Fantástico! La receta, la manera de contarlo, de aprovechar el huevo y el resultado final

    Abrazos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  15. menuda delicia¡¡¡ pobre huevo , creo que ya no volveré a verlos igual.
    el pincho es para caerte de culo.
    un besote.

    ResponderEliminar
  16. Olga

    Mil gracias, intento ser yo misma… siempre, hasta escribiendo ;)

    Samhaim

    Ya te digo jejeje!!!! El euro es el euro.
    Besos

    Manderley

    Nada, no hay que tirar nada, bueno… tú me entiendes :)

    Ido

    No, no, aposta no, con yema enterita estará más rico.
    Besos

    Pilar

    Ya me imagino ese pincho con un amarillo apasionante ;)
    Bicos

    Toni

    Nadie, tienes razón, pero yo no podía callarme jajaja!!!
    Besitos ;)

    ResponderEliminar
  17. EN LA COCINA NO SE TIRA NADA PORQUE LUEGO VIENE LA COCINA DE LAS SOBRAS O DEL APROVECHAMIENTO ,COMO MAGISTRALMENTE NOS HAS OBRECIDO HOY
    MIQUEL

    ResponderEliminar
  18. Triste huevo? En tu cocina no hay nada triste chiquilla, si tienes unas manos que son un primor.
    Qué rico!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Tu haces como yo, lo aprovechamos todo y salen unas comiditas divinas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  20. De ninguna manera, Marga, cómo lo vamos a tirar con esa pintaza que le has dado tú. este plato es emblemático y tñu nos has puesto aquí unos pinchos, modernos y clásicos a un tiempo, excepcionales, cuánto tengo que aprender cuando vengo aquí.

    ResponderEliminar
  21. Oye Marga...y tu, que reconviertes tan espectacularmente un huevo roto....¿también tienes buena mano con corazones rotos? :))

    ResponderEliminar
  22. Anda, qué apañada que eres! Me encanta la filosofía de no tirar nada, me siento tan bien cuando limpio la nevera (como hoy, que he hecho pasta con todos los trozos de queso que quedaban en ella!).

    ResponderEliminar
  23. Miriam

    Creo que lo mío es deformación profesional ;)

    Carlos

    Lo confieso, en esta casa otras veces se lo come el chico de la familia jejeje!!!

    Mónica

    Sí, fue feliz y nosotros más ;)

    Pepe

    Ya lo creo amigo, estupendo.

    Nuria

    No hace falta romperlo, tan solo freírlo. Besos.

    Eneri

    El queso todo lo enriquece, o a mi me lo parece ;)

    A qué huele mi cocina

    Encantada de tenerte, espero que nos sigamos visitando. Besos.

    Javier

    Gracias joven, un placer que mi cocina agrade :)

    tetxu

    Jajaja!!! Me gusta tu opinión ;)

    Su

    Merci beaucoup jeune fille

    Miquel

    Y mira que da buenos resultados y puede llegar a ser agradecida ¿Verdad?

    ResponderEliminar
  24. zer0gluten

    Gracias a la alegría que algunos me transmitís

    tremendita

    Bienvenida al club ;)

    delantal

    Tú si que das lecciones con tus palabras que recojo súper agradecida.

    Josemari

    Depende… si el corazón o corazones rotos se lo merecen… dalo por hecho ;)

    ResponderEliminar
  25. Irene

    Dirás, que apañadas somos :)

    ResponderEliminar
  26. jo... a mí siempre los huevos se me suelen caer al suelo jajaja y no es plan de recogerlos con cucharita y vaso jaja

    cómo se nota el arte que te das para la cocina, es espectacular, y ese ibérico mmmm

    besosss

    ResponderEliminar
  27. Eras la mejor reciclando... ¡¡Vaya apetitivo currado que te ha salido con un triste huevo roto!!

    ResponderEliminar
  28. que maravilla! me alegro de que no lo tiraras!Estos aperitivos improvisados son los q mejor saben!

    ResponderEliminar
  29. El afán por aprovecharlo todo algunos podrían diagnosticarlo como enfermedad... mi congelador está lleno de botes y botecitos con culines de salsa, esquinas de cebolla y chuscos de pan... pero anda que no te sacan de más de un aprieto...

    ¡menuda pinta tus huevos!

    ResponderEliminar
  30. una idea estupenda para aprovechar los huevos rotos, tiene una pinta increible, besitos desde londres

    ResponderEliminar
  31. ME ENCANTAN LOS APERITIVOS.EXPERIMENTO CON TODO LO QUE CAE EN MIS MANOS

    ResponderEliminar
  32. "de la necesidad, virtud"
    Tu y un huevo sois a la cocina, lo que McGyver y un chicle a una bomba. Tienen una pinta riquisima!

    ResponderEliminar