17 de julio de 2014

Bocados mostazeados


Llevaba días dándole vueltas a este bocado, porque en el fondo ése ha sido el resultado final: deliciosos bocados mostazeados… Palabro inexistente, pero que describe la realidad: un punto de mostaza rico, sin quitar protagonismo a ninguno de los demás ingredientes pero aportando un regusto final de lo más agradable.

Y precisamente por gustarme el resultado final, he decidido… ¡qué solemne! Participar en el concurso "el bocado más veraniego" con una de sus mostazas que más me gusta “Maille a las tres hierbas” y… que la suerte me acompañe.

Ingredientes sofrito:
- 1 chalota
- 1 puerro
- 1 hinojo pequeño
- Aceite de oliva virgen extra



Todo muy picadito listo para dejar que se haga a fuego mortecino. No debe quedar crujiente, por eso, he añadido un par de veces un poco de agua. Escurro el sofrito y reservo al igual que el aceite.

Para el bacalao:
- Un trozo generoso de bacalao
- Aceite de oliva virgen extra

Con el bacalao ya desalado hago cuadrados que pongo en una sartén con aceite y con el pellejo hacia abajo. Cuando está dorado le doy la vuelta, con cuidado de que no se rompan y apago el fuego. Reservo.

Para las patatas:
- 3 patatas hermosas
- Sal
- Aceite para freírlas
- Mostaza verde a las tres hierbas de Maille
- Galletas Ritz

A las patatas les doy forma cilíndrica y las perforo con un descorazonador de manzanas (qué poco me gusta este nombre) y a la sartén a freír a fuego lento para que se hagan bien. Al final, fuego fuerte para que se tuesten un poco.

Las retiro del fuego y las pongo sobre papel de cocina, para que escurran bien el aceite.


Ahora, con mimo, embadurno todo el exterior con mostaza a las tres hierbas para que se peguen bien los trocitos de galletas Ritz machacadas, que no molidas, y las voy colocando sobre una fuente de horno.

Relleno el hueco de la patata con un poco de las verduras pochadas, encima un taquito de bacalao y por último…

La mayonesa a la mostaza.

Mezclo dos cucharas de mayonesa con una de mostaza Mielle a las tres hierbas, y sobre cada trocillo de bacalao pongo una cucharita de esta mayonesa.


Sólo falta su momento de horno, que estará encendido en modo gratinado con aire, y allí permanecerán tan solo unos minutos, sin pasarse, no quiero una mayonesa verde quemada.

Esta vez me dejo la modestia en el tintero y diré que el bocado final ha sido un espectáculo espléndido.

Os invito a probar…

¡Ah! Y no quiero olvidarme de dar las gracias a mi amigo Raúl por ayudarme a poner orden a mis ideas con tus siempre geniales sugerencias. 

12 comentarios:

  1. Tienes razón descorazonador no es una gran palabra, pero mostazeado es genial y lo del fuego mortecino me rechifla, jaja, excelente receta, muy original!!! bss

    ResponderEliminar
  2. Un plato 10, seguro que no quedó ni las migas.Bssss

    ResponderEliminar
  3. Te digo un secreto? Vas a ganar. Menudo bocado currado te has marcado con todos los ingredientes en su perfecto punto de cocción. Fantástico!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo otro?... Me encantaría ;)

      Eliminar
    2. ¡Eres adivino! gracias por tu comentario, me encantó :)

      Eliminar
  4. La receta merece un premio, se ve de lujo, te deseo muchisima suerte en el concurso, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  5. Una pinta exquisita! muchísima suerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte se ha aliado conmigo misma ;).

      Estoy encantada

      Eliminar
  6. No la había visto....ainssss. Seguro que no solo te quedas en finalista....Seguro que te alzas con el primer premio.....
    Besotes

    ResponderEliminar