5 de diciembre de 2015

Milhojas de crema y avellanata


Publicar una receta de PacoTorreblanca me parece una osadía total, lo sé,  pero me he atrevido porque el resultado final ha sido muy dulce ;).

Ni por un momento pensé que este milhojas quedaría tan digno, no de escaparate, pero digno sí que sí.

Si Torreblanca no es el mejor pastelero del mundo, que lo es, poco le falta. Evidentemente no eran tontos los que le encargaron hacer la tarta que sirvieron en el enlace de Felipe y Leticia, desde luego debió ser una tarta digna de “reyes”.

No tengo nada que añadir sobre este maestro que no esté más que sabido, por eso hoy y con todos los respetos voy a intentar hacer una versión de su milhojas de crema pastelera.

Ingredientes para la crema pastelera (del libro de recetas del maestro Paco Torreblanca)

- 125gr de azúcar
- 125gr de nata para montar (mínimo 35% M.G)
- 375ml de leche
- 40gr de maicena 
- 4 yemas de huevo (144gr)
- ½ vaina de vainilla
- 2 Hebras de azafrán

En un cazo pongo la leche, la nata, la mitad del azúcar, las hebras de azafrán y la vaina de vainilla abierta con sus pepitas bien raspadas.

Aparte bato las yemas, la maicena y la otra mitad del azúcar hasta que blanqueen.

Añado la leche caliente poco a poco a las yemas, sin dejar de batir para que no cuajen.

Paso la mezcla al cazo y lo llevo a ebullición sin dejar de remover durante, por lo menos, cuatro minutos, hasta que la crema no sepa a maicena.

Yo la hice el día antes, dice el libro que está mejor de un día para otro.

La guardé en un recipiente con tapa pero eso sí, poniendo un film completamente pegado a la crema para que no hiciera costra.

El hojaldre:

1 plancha

La corté a la mitad a lo largo y después cada mitad en cuatro partes. Estos cortes los hice con una rueda de las de cortar pizza.

Esta parte me resultó sencilla y muy divertida, ya que era la primera vez que utilizaba esa técnica.

Después con un tenedor y con paciencia pinche toda la superficie del hojaldre, pero bien pinchada, que no taladrada, quiero decir que hay que hacerlo repetidas veces, como si fuera un tejido de plumetis


Hecho esto, cubrí toda la superficie con una capa generosa de azúcar glas, no pongo cantidad porque dependerá del tamaño de la plancha de hojaldre.

Lo más “complicado” fue dar la vuelta para repetir la misma operación por el otro lado. Puse otra lámina de papel de horno cubriendo toda la superficie y con una placa de horno para galletas di la vuelta como si de una tortilla se tratara.


Una vez hecho, puse encima el papel de horno y encima del hojaldre coloqué una rejilla donde se dejan enfriar galletas. Hay que poner peso para que el hojaldre no suba, pero claro, sin pasarse, por eso opte por esta opción. Y ya estaba listo para el horno. A 180º unos 20-25 minutos.

La nata montada:

Utilicé 200ml de nata de 35% M.G.
Una cucharita de pasta de avellanas
2  cucharadas de azúcar glas.

Para que todo el milhojas no fuera solo de crema pastelera preparé una nata con pasta de avellanas que le dio un sabor sencillamente espectacular.  Sólo tuve que incorporar la crema de avellanas y mezclar con cuidado para que no se cortara una vez estuvo bien montada y algo endulzada.


Monté los milhojas poco antes de comer para que no se ablandara el hojaldre. En la parte de abajo puse una generosa capa de crema pastelera, y en la de arriba otra de la deliciosa avellanata.

Por encima una bonita capa nevada y como no tenía fresas, ni kiwis, ni otras frutas de bonitos colores, me apañé con un melocotón, una manzana, una nuez de mantequilla y dos cucharadas de azúcar, todo en una sartén a fuego lento hasta que el azúcar estuvo caramelizado.

Y hasta aquí mi contribución a este reto COOKING THE CHEF dedicado a este gran maestro de la dulcería.


Me decidí por este milhojas  porque era lo que se adaptaba más a mis limitaciones con la repostería, sobre todo con la repostería de lujo, y más cuando la repostería es arte y este señor tiene tanto de eso que es imposible imitarle.


Mi admiración por su trabajo es infinita.

17 comentarios:

  1. Buaaaa que bueno!!! ese hojaldre tan crujientes con las cremas...sublime!!! felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  2. De digno nada... ha quedado espectacular!!! Oye, que no somos Torreblanca y hacer algo así tiene aún más mérico.
    Muchas gracias por participar!
    besos

    ResponderEliminar
  3. Es sin duda un gran maestro de la pastelería y tu milhojas ha quedado espectacular! Además con este toque de avellana tiene que estar más que rico.
    Muy buena elección!
    Besos y feliz domingo,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Pues yo si lo veo de escaparate, te ha quedado para darle un mordisco pero a la de ya.
    Abrazos.
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
  5. jooooo que maravillas hacéis....yo nunca estoy a la altura...pero estoy aprendiendo mucho...enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado de lujo Margarita!!! Estas milhojas están diciendo cómeme!!! Me encanta el hojaldre y desde siempre las milhojas me han parecido un gran postre. Las cuelo hacer con frecuencia porque me recuerdan mucho a mi madre, a la que le gustaban muchísimo.
    Me quedo por tu blog, somos tantos que no sé si había venido alguna ocasión de visita por el mismo.

    Un besito,

    ResponderEliminar
  7. Qué preciosidad de milhojas, de escaparate de pastelería, bsss

    ResponderEliminar
  8. Pues te ha salido de sobresaliente!!!! Felicitarte por tu elaboración que me parece fantástica!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hemos coincidido!! Yo tampoco suelo hacer nada de repostería y viendo las opciones pensé como tú que me podía atrever. La idea de la "avellanata" me parece estupenda, la próxima mez lo probaré así. Besos!

    ResponderEliminar
  10. Deseando estaba ya de ver esta receta.
    Me parece una delicia y la combinación de cremas que has usado me encanta.
    El "moño" de frutas me parece perfecto ;-)
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  11. Qué buena pinta tiene tu milhojas, me invita a un trozo... este dulce lo tengo que hacer algún día, pues se ve la mar de apetecible. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  12. Menuda receta más rica, el hojaldre me apasiona y las cremas ya ni te cuento, en la crema pastelera hemos coincidido y opino como tu, es toda una osadía querer emular a este señor.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Huau, impresionante como te ha quedado. Me están entrando ganas de probar este mihojas... y te ha quedado niquelado..me alegro de que no hayas tenido ningún problema.
    Gracias por participar!

    ResponderEliminar
  14. Un milhojas perfecto, la técnica del hojaldre fue la más difícil para mi, espero mejorar bastante para la próxima milhojas. En cuanto a la tuya te ha quedado perfecta, y las cremas una delicia de eso no tengo duda.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Esa crema de avellanas me ha enamorado. Yo también hice milhojas. Pero sin duda la tuya con esta combinación. Tiene que estar deliciosa.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  16. ¡¡Enhorabuena!! te felicito porque el reto tenía miga, me parece espectacular tu milhojas, tú no puedes verme pero estoy aplaudiendo.
    Un abrazo y ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar