19 de junio de 2016

Alitas de pollo al estilo de Buffalo "USA en Cocinas del Mundo"




Este es uno de esos platos que preparas y no tienes intención de compartir, total... alitas fritas... es lo primero que piensas...
Pero cuando el resultado resulta no solo rico, más bien súper rico. Un rebozado tan crujiente y sobre todo, tan entero, y cuando digo entero me estoy refiriendo a que se queda en las alitas y no en la sartén, como tantos que has probado y siempre piensas que es el rebozado definitivo. Pues no, el definitivo es este.
Cuando Teresa eligió USA para viajar en  junio no lo pensé dos veces, estas alitas originarias de Buffalo (Nueva York) , dulces y picantes a la vez, que  se sirven con un aliño curioso y dónde no puede faltar el queso, eran perfectas, o mejor dicho “son perfectas” y realmente sabrosas.

A veces entiendo perfectamente el por qué a los americanos les gusta tanto este tipo de comidas, aunque no solo viven de chuparse los dedos como con estas alitas. gran parte de su gastronomía más consumida, es la herencia que los miles de inmigrantes llevaron de sus países de orígen. Valga como ejemplo: la tarta de manzana, la hamburguesa, el perrito caliente, la pizza, la pasta, las papas fritas y por supuesto los burritos y los tacos mexicanos. 

Yo de momento me quedo en Nueva York, esa gran ciudad que tan solo conozco por las películas pero todo se andará...
Ingredientes para:
- 24 alitas
- 130g de harina
- 150g de pan rallado
- 1 cucharita de pimentón
- ½  cucharita de cayena
- ½  cucharita de sal
- 500ml de suero de leche (*)
- 1l de aceite de girasol o de cacahuete para freír
(*)Lo primero que he hecho fue preparar el suero de leche con 250ml de leche y la cucharada de limón. Mezclo, dejo reposar 10 minutos y listo.
Las alitas bien limpias y sin ningún resto de plumas.
En un cuenco amplio he mezclado la harina, el pan rallado, el pimentón, la cayena y la sal.
Toca ir pasando las alitas por el suero de leche y a continuación al cuenco con la mezcla y las dejo bien rebozadas, que no quede ni un solo hueco sin rebozado. Las voy dejando en una bandeja y cuando están todas las guardo en el frigorífico durante una hora como mínimo.
Mientras preparo la salsa:
- 250ml de salsa de guindillas
- 2 dientes de ajo machacados
- 2 cucharadas de miel
- 115g de mantequilla
Todos los ingredientes en un cazo al fuego, cuando se hayan disuelto todos los ingredientes dejo hervir  a fuego lento 5 minutos. Retiro del fuego y reservo.
Caliento el aceite y voy friendo las alitas hasta que estén bien doradas y bien hechas por dentro, no soporto el pollo poco hecho. Las voy dejando en una fuente sobre papel de cocina.



Con todas las alitas fritas, caliento la salsa y voy pasando todas las alitas por ella y las dejo sobre una rejilla para que escurran bien.
Solo falta preparar el aliño con:
- 50g de mahonesa
- 100g de nata agria
- 90ml de suero de leche
- 115g de queso azul desmenuzado
- 30ml de vinagre de sidra
Trituro todos los ingredientes para obtener una salsa ligera que paso a un cuenco y lista para acompañar estas deliciosas alitas.
Y ya está, deliciosas, de las de chuparte los dedos y de verdad. 

Siguiente mes Julio, pleno verano, Concha elige "destino" ¿Dónde nos llevará? 

Os recuerdo a las 6 culpable de este viajero reto por riguroso orden alfabético: 

Acibecheria (Marga)
Casa Tere (Teresa)
La cajita de Nieves y Elena (Nieves y Elena)




31 comentarios:

  1. Madre mia nena que ricoooooooooo Me encantan las recetas de chuparse los dedos y esta ¡tiene una pinta espectacular! Tengo una duda...¿que funcion tiene aqui el suero de leche? no lo he usado nunca pero por lo que he visto se utiliza bastante en rebozados, tengo curiosidad :-) Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que favorece al ablandado de las fibras de la carne.

      Besitos y buena semana :)

      Eliminar
  2. Te han quedado espectaculares!!
    Curiosamente, esta es la receta más visitada de mi blog, así que fíjate tú si tiene sentido publicarlas, aunque solo sean alitas fritas.
    Y qué rico el aliño de queso ¿verdad? En NY lo ponen con crudites de apio y zanahoria, y es un no parar. Bocado crujiente a la alita, bocado crujiente a los palitos de verdura mojados en la salsa.
    ¡¡Qué gaaanas me han dado!! :)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es un espectáculo de sabor, de no parar.

      Besos

      Eliminar
  3. Ummmm con lo que nos gustan las alitas de pollo en casa babeando me tienes.
    De muerte relenta no lo siguiente,te han quedado de relujo.
    Con tu permiso tomo nota las haré encanto pueda.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  4. De diez......que ricas te han quedado¡¡
    Feliz semana y besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen lacadas totalmente.

      Rebuena semana, muac

      Eliminar
  5. Ostras que colorcico, están diciendo ven y chúpate los dedos, jeje, llevan trabajo pero desde luego que merecen la pena.
    Abrazos y feliz verano.
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trabajo engañoso porque son fáciles hasta decir basta, pero ricas, ricas mogollón.

      Disfruta tu verano.

      Eliminar
  6. Me gustan mucho las alitas de pollo y cocinadas así me parecen un lujo, además solo ver esa fantástica foto entran ganas de tenerlas en el plato… pero de casa, jejeje. Un besote….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras estás invitada y lo sabes :)

      Besos miles

      Eliminar
  7. Un aplauso a los rebozados que no acaban por la fregadera cuando lavas la sartén!!! Sí señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no se me había ocurrido. Otra razón para repetirlas en breve.

      Besos

      Eliminar
  8. He vuelto a retomar mi gusto por el picante y ya estoy deseando probar estas alitas.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  9. Pues ya sabes... como le he dicho ha Mar... estás invitada cuando quieras.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  10. Margarita....están para chuparse literalmente los dedos!!!! Qué ricaaaassss....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso hicimos literalmente, chuparnos los dedos ;)

      Eliminar
  11. Impresionantes, el color es increible y el sabor es que tiene que estar de vicioooooooo!!! Una aportacion riquisima!!!!
    Besitos guapa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juro que la foto no está trucada, color de lujo el que toman.
      Besitos

      Eliminar
  12. ¡Qué delicia! Se ven con una textura increíble y seguro que con el aliño de queso azul están riquísimas :)

    ResponderEliminar
  13. Ostras que colorcito mas apetecible, búffalo a tope, me encanta!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  14. Unas alitas para chuparse los dedos, me encanta el color y los aliños!!
    alitas maravillosas y no dudo que deliciosas como lo confirmas Margarita.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son de las que hay que probar si o sí.
      Besos

      Eliminar
  15. Es una de las partes del pollo que más me gusta, así que te puedes imaginar las ganas que me han entrado de probar esta receta... tienen una pinta increíble, que color!
    Biquiños Marga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi también es la parte que más me gusta, por eso al descubrir estas no lo dudé ni por un momento.

      Bicos

      Eliminar
  16. Ufffff que alitas tan ricas por dios, tienen una pinta de lo más deliciosa....tengo que prepararlas en casa sí o sí. Un besito,
    El baúl de las delicias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantarán, estoy segura de ello.

      Besitos

      Eliminar
  17. Que pintaza tienen estas alitas tienen que estar de muerte,haber si las hago este verano.besinos

    ResponderEliminar