5 de junio de 2016

Pudin de dulce de leche con café




Esta receta es de esas que lleva años en mi cuaderno de páginas azules, no sé ni quien me la dio, si es que me la dio alguien, o de donde la saqué, pero allí estaba, esperando su momento y llegó. Me pareció perfecto para estrenar el molde que me había enviado Silikomart. Claro que se me ocurren más elaboraciones con esta forma tan bonita, además de ser súper cómodo de utilizar porque se adhiere a la placa para meterlo en el horno, y eso me encanta porque no va recorriendo  la superficie de un lado para otro.



Como tantas de las recetas que tengo escritas a mano las cantidades son de aquella manera…

Bueno, lo primero ha sido cocer un bote de leche condensada. En la olla súper rápida con abundante agua y quitado el papel, si es que lo lleva. Cierro la olla y cuando el segundo anillo asoma, bajo el fuego y dejo cocer unos 25 minutos.  Dejo enfriar la olla por completo. Retiro el bote que no abro hasta que esté completamente frio.

Ingredientes:

- El dulce de leche
- 5 huevos grandes
- 400ml de leche entera
- 50g de mantequilla
- 1 cuchara de café soluble (o de cacao en polvo)
- 50g de nueces troceadas
- Unos trocitos de bica gallega (o sencillamente unas rebanadas de pan)

En el cuaderno dice caramelizar el molde, aunque esta vez no lo he hecho.

Pongo en el vaso de la kitchen los huevos junto con el dulce de leche y bato hasta que está bien mezclado.



Por otro lado, caliento una parte de la leche junto con la mantequilla hasta que esté perfectamente incorporada. Añado el resto de la leche y voy añadiendo a modo hilo fino al vaso de la batidora y sigo mezclando hasta que todo sea una crema fina.

Corto en  láminas finas la bica y voy cubriendo todo el fondo del molde morning cake, hago dos capas. Ahora añado la crema hasta llegar al borde.



Cuezo en el horno a 180º unos 40 o 45 minutos. Dejo que esté completamente frío para desmoldar ¡Perfecto!

Unos adornos con nata montada y listo para servir.



Las nueces se me olvidaron por completo, cuando me dí cuenta ya estaba en el horno, una pena, tendré que repetirlo, con pan, caramelizando el molde y sin olvidarme de esas nueces.

A pesar de todo ha quedado delicioso, aunque tenía miedo de que resultara demasiado empalagoso, pero para nada, dulzor justo, por lo menos para mi.


Me ha gustado este molde Silikomart por varias razones: es fácil de desmoldar, se adhiere muy bien a la superficie de la bandeja del horno porque hace función de ventosa y evita que se vaya de un lado a otro, y ese hueco central, que esta vez está vacío, en la próxima irá bien relleno de… ¡Sorpresa!

5 comentarios:

  1. Uy, uy, uy........qué cosa más rica, Marga, seguramente habrás guardado un trozo en el congelador para mí...jijijijij
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Seguro que ese pudin estaba de muerte relenta no lo siguiente a las fotos e ingredientes me remito por que no puedo catar un trozo ,te ha quedado de relujo.
    Con tu permiso tomo nota en cuanto pueda lo hare me encanta el dulde de leche y me has tentado un monton.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  3. Peligro a la vista!!! Seguro que en casa este pudín sería visto y no visto, me lo copio para alguna reunión con amigos que sino nos lo zampamos entre los 3!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Hola Marga, cuando te refieres a poner 2 capas d bica, seria bica/crema, bica/crema? O dos capas d bica y crema al final?
    Q buena pinta.
    El otro día hice dulce d le che X 1a vez pero no cerré la olla, me daba miedo. Si tengo una olla normal, seria más tiempo Q 25m?
    Gracias amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaaaaaaaa!

      Sería poner primero las dos capas de bica y después, volcar la crema por encima.

      Puedes sustituir la bica por sobaos o por cruasanes, y también quedaría super rica con suizos.

      Besazo enorme

      Eliminar