5 de abril de 2008

Huevos encapotados

Detalle


Este plato, como tantos otros, me trae recuerdos de los que están en blanco y negro. Me acuerdo de lo mucho que he disfrutado con la cocina de casa, cuando al volver del cole, con hambre en la cartera pensaba ¿qué habrá hoy para comer? Y gracias al olor que bajaba por las escaleras que yo subía deprisa, sabía lo que iba a comer, lo que se cocinaba en el 1º 4.

Había que convencerla, a Mami, para que nos hiciera estos huevos, no era fácil, siempre decía “que le daban mucho trabajo, que la mitad se rompían, que la cocina se ponía hecha un asco...” pero al final y como siempre no sabía decir que no y todos a disfrutar de este placer culinario, que tanto antes como ahora nos sigue pareciendo que lo es.

Los ingredientes de lo más sencillo, de esos que siempre tienes en casa.

- huevos
- bechamel para cubrirlos
- más huevos y pan rallado para rebozarlos
- y aceite para freírlos


Ingredientes

Lo primero es freír los huevos sin echar aceite por encima de la yema para que no se cuaje demasiado.

Los huevos fritos

Una vez fritos los pongo en una fuente plana y los guardo en el frigo hasta que estén totalmente fríos.

Mientras preparo la bechamel con:

- 2 ó 3 chalotas
- ½ puerro
- ½ cebolleta
- harina
- leche
- mantequilla más una pizca de aceite
- pimienta blanca nuez moscada y sal.

El proceso es igual que en las croquetas, eso sí con algo más leche para que quede algo más ligera.

Recorto las puntillas de los huevos, si es que las tienen, para dejarlos lo más redondos posible.

En una bandeja o fuente bien pringada con aceite, para que sea fácil despegar después los huevos, pongo una base de bechamel, que debe estar templada .

Base de bechamel

Encima coloco los huevos que cubro con otra capa de bechamel, procurando que la yema quede bien cubierta pero con cuidado de no romperla, y otra vez al frigorífico.

Cubiertos con bechamel

Ahora viene lo más complicado, bueno complicado no, laborioso, conseguir sacar los huevos de la bandeja y rebozarlos como si de una croqueta se tratara “SIN QUE SE ROMPAN”. Hay que hacerlo con mucho mimo.

Rebozado

Se pueden pasar primero por harina, yo me salto este paso y voy directamente al huevo batido y enseguida al pan rallado.

Ya empanados

Ya rebozados los guardo en la nevera hasta el momento de freírlos en aceite bien caliente, una vez fritos los pongo sobre papel de cocina para que escurran el exceso de aceite, aunque lo cierto es que no cogen demasiado si está en su punto justo de temperatura. Es mejor servirlos y comerlos recién hechos, están más ricos y así se disfruta viéndo como la yema, al cortarlos, recorre el plato.

Emplatado

Deliciosos con patatas fritas, un poco de ensalada, o como hoy con un poco de pisto y una juliana de puerro bien frita.

¡Y... a disfrutar!

27 comentarios:

  1. A mi me ha traido recuerdos de mis veranos en Boiro, donde mi abuela nos los preparaba cuando llegábamos, muertos de hambre, después de todo un día de hacer el salvaje.

    Gracias por el recuerdo.

    ResponderEliminar
  2. Lo que se desparrama con la yema del huevo es todo el amor que pones al hacer este plato.
    Qué maravilla¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Estos los hice una sola vez. En lugar de freírlos los hice escalfados, pero me dieron tanta lata, que no los hice más. Es una receta sencilla, pero como se empiecen a romper al rebozar, la llevas clara!
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. A ti te trae recuerdos de tu madre, y yo entro en tu cocina, con la ilusión de que me voy a encontrar. Que receta tan especial, tan rica, tan cuidada. Eres...la monda.

    ResponderEliminar
  5. No me extraña que tu Madre huyera del invento porque hay que hacer malabarismos para hacer estos huevos, menuda paciencia, te han salido perfectos, los tengo que intentar, me lo pongo como reto.
    Gracias por compartir tus recuerdos, no había visto nunca esta receta.

    ResponderEliminar
  6. Incapaz.

    Yo soy incapaz de hacerlos y que la yema quede líquida, pero me encanta la receta

    ResponderEliminar
  7. Tienes muy buen gusto y también mucha paciencia... no he tenido la suerte de tomar esos huevos, pero los vi hacer una vez en Canal cocina y me quedé maravillada, pero... ni de lejos llegaban a la perfección de los tuyos... Enhorabuena. Ana

    ResponderEliminar
  8. Y luego viene el Adria con sus esferificaciones y se marca el pegote y resulta que tu mami había inventado la esferificación en el 1º 4. Me queda una duda...¿Te los comes con cuchillo y tenedor o los revientas en la boca y que suelten ahí todos sus jugos? Como siempre, la más original de cuantos blogs visito Margarida.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a tí gourmet de provincias por ayudarme a conocer mi tierra más alla de mis recuerdos.

    ResponderEliminar
  10. delantal algo hay de lo que dices, por lo menos ilusión no me falta.

    ¡Ah! ¡Ah! que la hierbaluisa ya está "pimpando".

    pilar si fritos dan trabajo, escalfados si te cuento... que valor le echaste.

    ana inténtalo, no son tan complicados, eso si, hay que tener un pelín de paciencia.

    su todo lo que se de cocina se lo debo a ella, por eso cuando preparo alguno de sus platos el recuerdo es entrañable.

    eu ¿incapaz? No me lo puedo creer, seguro que sí... a lo mejor sacan un aparatito para redondearlos jejeje

    ana paciencia???? uummmmm!!!! No dejes de probarlos, tardarás pero volverás a prepararlos.

    josemari jajaja.. Me encanta remojar el propio huevo en su mismísima yema que unido a la cremosidad de la bechamel es... es... es... imaginatelo.

    ResponderEliminar
  11. como siempre, una visita a tu página no deja indiferente ni decepciona.
    me encanta la receta, un 10.

    ResponderEliminar
  12. Siempre es un placer "entrar en tu cocina" y en este caso además acompañada por una historia familiar, que a todos nos ha traido recuerdos.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  13. Vamos, esto es imposible, sólo lo puedes hacer tú, que eres wonder woman...yo me veo ya con la yema del huevo colgando del techo, y la clara espacchurrada sobre la cafetera!!!

    ResponderEliminar
  14. Sí, Margarida, deben ser muy laboriosos pero también deben estar riquísimos. Nunca había leído esta receta. Puede que me anime y yo también lo intente :)

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  15. ¡Cómo se iba a negar tu madre a hacer esta delicia, que necesita puro amor para prepararla!

    ResponderEliminar
  16. manel gracias, eres muy amable, me gustaría contestarte en catalán pero, lo siento, no se más que alguna estrofita de Serrat :)

    Ana y Victor es bueno recordar las historias familiares, me gusta compartirlas y ésta no será la última.

    cannella jajajaja pobre huevo... para la reina de la pasta -con todos mis respetos- esto tiene que ser pan comido ;)

    mari carmen lo están, son plato de domingo en el cielo, y harás muy bien intentándolo.

    pamela ella era el amor de este plato.

    ResponderEliminar
  17. Esta bien pasear por los blogs y encontrar platos que en mi polonia natal se desconocen, gràcias por la idea. Tan austera como grata.
    Un abrazo Gabriel

    ResponderEliminar
  18. tengo en mi bloq el tuyo como recomendado porque me encanta lo que haces...
    me copiteo la receta para un dia ponerme y hacerlos
    saludos,

    ResponderEliminar
  19. ves...descreída, las cosas a veces parece que se apagan y sin embargo renacen con mucha más fuerza.

    ResponderEliminar
  20. Uhmmm! que ricos este es uno de los platos que más me gustan y hay que tener paciencia,y mucho cariño para hacerlos....

    BESINESS!

    ResponderEliminar
  21. el prota gracias, es un honor viniendo de un profesor de cocina como tú :)

    mailo también para tí muchas gracias, además puedes copiar todo lo que quieras, es para vosotros.

    ¡Hay delantal cuanto sabes! Y así me gusta, leerte tan convencida ;))

    irene Que bien que te gusten y que compartas paciencia y cariño, besos.

    ResponderEliminar
  22. Hola acibecheria ! maravillosos estos huevos y tienen su dificultad , no conocia la receta ,pero seguro que los intentaré hacer .Te han quedado de fábula!
    Enhorabuena por tu blog!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. MIl gracias shitaki por tu comentario y por pasarte por esta tú casa :)

    ResponderEliminar
  24. Increible! y como siempre presentación espectacular!
    Me encantan tus emplatados :D
    besos
    alicia

    ResponderEliminar
  25. me parecen una idea genial... vamoos, que ya tengo cena esta noche...

    gracias por la idea !!

    ResponderEliminar
  26. Uffff esta receta no es para mi, no me caracterizzo por la paciencia........... peroooo, es que me has tentado mucho!!! esa yemita esparramandose por el plato............ madreeeee, que ricoo!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  27. Esta es la receta culpable de haber conocido tu web a través de Las Rcetas de Marichu y la genial Begoña. Un saludo.

    ResponderEliminar