30 de marzo de 2008

¿Potaje de vigilia?

Detalle


En Semana Santa, o mejor dicho el viernes santo, comimos con mi hermano Moncho, con Paqui y mi sobrino Raúl. Este año Vero estába fuera, la echamos de menos.

El caso es que hablando con Paqui me preguntó que pensaba hacer, como siempre contesté ¡no tengo ni idea! A lo que ella respondió “potaje de vigilia”, pues va a ser que no, dije yo, no tenía bacalao y ya no me daba tiempo a desalarlo... Pero resulta que sí tenía, estaba ya desalado e hibernando en el congelador.

Hasta aquí la cosa iba bien ¡cielos! tampoco había espinacas... y ahora ¿qué hago? Porque yo quería hacer potaje o algo parecido y como garbanzos si tenía, de Fuentesaúco para más señas, me puse manos a la obra.

Para no variar me fuí al fondo de nevera, busqué, y el que busca a veces encuentra, entre otras cosas un caldo hecho con las cabezas de unos carabineros descansando justo al lado del bacalao, había buen filing entre ellos asi que ya podía empezar.

Ingredientes.

- Garbanzos
- El caldo de carabinero más un poco de agua
- 1 hojita de laurel

Garbanzos en remojo

El sofrito:

- ½ pimiento rojo
- ½ pimiento verde
- ¼ de calabacín
- 1 puerro
- 2 zanahorias pequeñas
- 1 cucharada de tomate frito

Verduras

Para el majado:

- Una rebanada de pan
- 1 ó 2 dientes de ajo
- Unos cominos
- Unas hebras de azafrán

Majado

En una olla pongo el caldo de carabinero al que he tenido que añadir un poco de agua, y uno hojita de laurel. Cuando empieza a hervir y ya bien desespumado añado los garbanzos.

Caldo de carabineros

Preparo el sofrito, pero sin que se haga demasiado, quiero que las verduras estén casi al dente, añado el tomate frito lo mezclo y lo vuelco sobre los garbanzos, dejo que cueza tranquilamente.

Sofrito con tomate frito

Cuando los garbanzos están tiernos añado el majado que he preparado friendo el pan y el ajo, lo paso al mortero, añado los cominos, el azafrán y machaco bien. Añado un poco de caldo de los garbanzos, lo mezclo y a la olla para que cueza todo junto unos minutos más.

Bacalao

Y la gracia de este potaje diría que está en los buñuelos, o similar, de bacalao.

He utilizado:

- El bacalao
- 2 huevos
- Perejil
- Chorrito de nata
- Sal
- Aceite para freírlos

He picado muy menudito el bacalao, lo he pasado una pizca por la sartén con un poco de aceite, el jugo que ha soltado lo he añadido a la olla.

Preparacion de los buñuelos

Los demás ingrediente los he triturado con la turmix y lo he mezclado con el bacalao.

Buñuelos fritos

Cucharita a cucharita los he ido friendo en aceite bien caliente, ya doraditos los dejo sobre papel para que suelte la grasa.

¡Se me olvidaba el huevo duro! Calma, no pasa nada ¿y si lo frío? Nadie ha notado la diferencia, que buen servicio hace siempre un huevo frito, en este caso muy picadito.
Emplatado

He servido el potaje con los buñuelos en el centro. El verde de las espinacas lo he sustituido por un hilo de aceite de perejil con ajito por encima justo antes de servirlo.

Si os gustan los platos de cuchara creo que este os va a encantar.

15 comentarios:

  1. Osea que el bacalao y el carabinero se entienden. No tenia ni idea Margarida. Aunque pensándolo bien, ¿Con quién no se entiende el bacalao?

    Mucho sabor tiene esa receta. Qué rico.

    ResponderEliminar
  2. No se lo digas a nadie pero yo creo que tienen un lío... aunque el bacalao es un poco golfo y le gusta enrrollarse con cualquiera. Él si que sabe jejeje

    ResponderEliminar
  3. guauuuu, qué cantidad de recursos tienes, Margarida, y qué buena pinta esos garbanzos de vigilia¡¡¡
    La salsa tan bien trabada con ese majadito tan rico.
    Míra que siendo temprano ya se me ha puesto en pie el apetito.

    ResponderEliminar
  4. Eu quero ! Eu quero ! unha cunquiña de potaxe para min!!( esto es para que practiques un poco)

    Delicioso potaje para cualquier época del año.
    Un bico

    ResponderEliminar
  5. Pues me ha encantado, con lo potajera que soy yo,ja ja. Ya nos contarás algun dia los lios que tienen entre tus ingredientes de fondo de nevera, de momento que se entiendan bacalao y carabinero, no es poco.
    Impresionante, como lo que tu haces.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, me han hablado bastante de ti, entre los blogs que suelo visitar, casi siempre te hacen referencia y alguno te recomienda.
    Por lo tanto, aquí me tienes, metiendo mis naricillas en tu trabajo, en tu blog y examinando lentamente todo lo expuesto, para dar finalmente mi veredicto.
    APTA

    Nos veremos de ahora en adelante con frecuencia, me gusta lo que escribes y como lo escribes.
    Bien venida a mi pequeño-gran mundo gastronómico.
    4E

    ResponderEliminar
  7. Me dirás que no, pero te aseguro que es el garbanzo de Fuentesaúco el que marca la diferencia en este plato!
    ;-DDD
    Cada vez que leo un post tuyo me pregunto cómo puedes tener la paciencia de fotografar todo tan pulcramente paso a paso...yo me pongo negra sólo de pensar que llega la hora de la foto!
    Mil besos

    ResponderEliminar
  8. delantal que madrugadora eres, si te apetece yo estoy dispuesta a enviarte un pucherito de garbanzos que "animan" al más pintao... ¿lo pillas? ¿vas mejor que bien?... besitos

    pilar ¡Así, deste xeito! xogas con vantaxe ¡uffff!

    Pero tu sigue así para que yo me esfuerce en recordar y hacer lo posible por no olvidar mi lengua materno-paterna-abuelerna... y demás antepasados.

    Outro bico

    su te prometo que más de una vez no se lo que queda en ese fooooondo, un dia antes de la fiesta del capacho, echo un vistazo, arramplo con todos los restos y al puchero que algo saldrá, unas veces es comible y otras...

    cuatro epecias no sabes lo deprisa que he leido hasta llegar al APTA... jejeje

    Mil gracias por tu comentario, yo también espero que nos sigamos viendo y visitándonos :)

    cannella no pienso discutir contigo núnca y menos por los garbanzos de Fuentesaúco divinos de la muerte mortal.

    ¿No te he dicho que tengo una cámara pegada a los dedos de las manos? jajaja... besitos mil

    ResponderEliminar
  9. No sabes cómo me recuerda al potaje que hacía mi madre, ummm, qué cosa más rica, igual de rico que estará, sin duda alguna, esto que nos dejas aquí. Sólo hay que ver la pinta que tienen las fotos :)

    Un placer haber llegado hasta aquí, Margarida. Yo también me alegro mucho de haberte conocido :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Estupendo potaje, y como hemos dicho en nuestro post sobre el potaje, cada zona, cada casa, cada familia hace uno que está riquísimo pero que varía respecoto a otros... ¡En la variedad está el gusto!, y con los potajes se demuestra.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡ Genial ¡¡ me encanta con la naturalidad que haces un plato tan estupendo... Legunbres y bacalao... y con ese saborcito de carbinero... Hummmm

    ResponderEliminar
  13. Madre mía margarida, que mezcla de ingredientes y sabores tan bien trabajados, eso tiene que estar de muerte...guardarme un platito, anda..

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Ay Margarida! me has abierto el apetito con esta maravilla. Me he reído muchísimo, pues sabrás que en me país (Chile) la policía son los "carabineros" (como en Italia, carabinieri, por que usaban carabinas). Ahora me tienes que explicar qué rayos son los carabineros en tu tierra, supongo que un pescado.... Ah y esos garbanzos ! ¡dónde los voy a conseguir!.

    Como verás , ando muy alejada de la cocina. Este año vino con nuevas actividades y poco tiempo para el computador. He resumido mis blogs en uno solo....lo que más siento es que ya no te puedo visitar tan a menudo como antes lo hacía, pero te prometo que no voy a perderme por mucho tiempo. Un gran beso

    ResponderEliminar
  15. mari carmen cuanto valen las madres, y sus potajes, sus croquetas, sus cocidos... su recuerdo...

    Ana y Victor teneis toda la razón, mil variedades, mil sabores, mil maravillas, mil besos.

    ana los carabinero, o mejor dicho su caldo han aportado el 80% del sabor, y los garbanzos se llevaron casi todo.

    auro te lo guardo con mucho gusto, y si es necesario hcemos más ;)

    jajajaja... pamela no había caido en los carabinieri, pero no creo que se les llame así por este bicho ya que no se parecen nada de nada, bueno por lo menos los italianos que no visten de rojo como mis carabineros.

    Es un crustáceo marino de forma similar a las gambas y a los langostinos, pero de mayor tamaño con un color rojo precioso y una carne deliciosa.

    Seguro que en tu país se le conoce por otro nombre, ya me dirás cual.

    Besos para ti también y vuelve prontito.

    ResponderEliminar