19 de junio de 2011

"Pasión" de verano

crema de remolacha

No dejo de sorprenderme con algunas de las verduras, hortalizas u otros alimentos, normalmente de huerta, que a veces utiliza Jaimie Oliver. La cantidad de variedades que, por lo menos yo, no suelo ver en los mercados. Tales como las zanahorias moradas o amarillas, al igual que los tomates, de todos los colores, es alucinante la gran variedad que existe y que hace que me de cuenta de mi ignorancia al respecto.

Esto viene a cuento porque hace no se cuanto tiempo contó una historia sobre sus remolachas, como conseguía conservarlas sin que se pudrieran durante meses, además, como no, de diferentes colores. Moradas, rojas, amarillas, naranjas,… yo que sé, muchas. Las moradas las utilizo habitualmente, naranjas las he visto en Galicia, pero se las daban a los cerdos (con perdón) y blancas alguna que otra, aunque estas eran similares a las anteriores, algo más finas pero no para disfrutarlas en el plato.

El caso es que desde aquel programa tenía ganas de comer remolachas y hace un par de semanas compré una bolsa de esas que traen unas cuantas cocidas. La bolsa fue a parar al cajón de las verduras, tardaba en caducar, pero no tanto como para dejarlas allí a pasar el verano, por ese motivo y teniendo en cuenta que tenía ganas de probar a preparar una crema fría me metí en este berenjenal, porque eso pensé que era después de pasar por la sesión de batidora, aparte de no estar muy convencida de que aquello fuera del todo comestible. Os cuento.

No tengo fotos, no imaginaba el resultado, pero todos ellos son de andar por casa y la elaboración para principiantes amantes de la cocina.

Ingredientes con los que empecé:

- 3 remolachas hermosas (estas eran cocidas)
- 1 brick de 200ml de nata líquida
- 1 yogur griego
- Algo de aceite de oliva virgen extra

Hasta este momento no tenía claro que tuviera que añadirle sal, así que puse estos ingredientes en el vaso de mi turbo-chef y batí. Probé, y aquello no estaba malo pero… empezó lo divertido, ir añadiendo ingredientes hasta que supiera a algo digno de formar parte de una comida con invitados. ¿Las cantidades? Ni yo misma las medía, tan solo añadir poco a poco y probar, estará listo cuando el punto sea el que a ti te guste.

Los añadidos.

- Sal
- Pimienta (mezcla de 3 colores)
- Más aceite de oliva virgen extra
- Vinagre de Jerez (poco)

¿Un gazpacho? Para nada, una crema fría rica, rica de sabor, pero había un problema. Aquella crema tenía como grumos blancos ¿La nata? ¿El yogur? Uno de los dos ingredientes no se había mezclado, que horror, el aspecto era de lo menos afortunado que os podéis imaginar, porque yo me lo imaginaba con un color, no morado, evidentemente, pero sí uno de sus múltiples matices.

Lo pasé por un colador, pero ni por esas, también pasaban los grumos. Que realmente no eran grumos porque al probar se deshacían en la boca y ni se notaban ¿Y ahora que hago? Pues… de perdidos al río…

Hasta que me puse a pensar y pensé ¿Y si lo caliento un poco? Y lo calenté, o mejor dicho, dejé que se templara un poco a la vez que removía con una varilla y se produjo el milagro ¡Los grumos desaparecieron! Pero… ¿Y si aparecen otra vez cuando vuelva a enfriarse? Solo quedaba esperar.

Preparé una vinagreta con unos trocitos de remolacha y un pepinillo de esos enormes agridulce, todo bien picadito, aceite de oliva virgen y algo de vinagre de Módena. Lo guardé en el frigo hasta el día siguiente.

crema de remolacha

Bien sólo me queda contaros que el resultado fue espléndido, sí, sí, espléndido, un éxito que repetiré a menudo y que os animo a probar porque el contraste de la crema fresquita con los tropezones de la vinagreta es todo un lujo para el paladar.

27 comentarios:

  1. Me gusta esta receta, me la anoto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Espectacular, menudo colorido, la vrdad es que a mi tambien se me escapan muchos de estos alimentos, pero la verdad es lo bueno de la cocina, nunca dejas de aprender :) besiños

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que Jaimie siempre muestra una variedad de verduras y hortalizas impresionante, la envidia que me da su maravilloso huerto, y las delicias que cocina con ellas.
    La remolacha es un vegetal muy olvidado en nuestras cocinas, pero a mi me encanta descubrir nuevos usos que darle. Esta crema es genial, el color y la textura son impresionantes, y apetece un montón servida fresquita estos días de calor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Margarida, me alegro que te hayas animado a utilizarla, porque a veces lo desconocido nos ralentiza.
    La remolacha (beterrada) la utilizo bastante, me gusta el sabor: En gazpacho, crema fría, ensaladas y el color...ese color me apasiona.
    ¡Fenomenal tu "pasión" de verano!
    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, qué aventuras tenemos con estas cosas...

    ResponderEliminar
  6. Fantástico reportaje, fantástica explicación del proceso prueba/error, me encanta la idea, las remolachas me encantan y están muy poco explotadas en las cocinas españolas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. No soy mucho de Remolachas pero reconozco que ver esto ha sido una pasión a primera vista y creo que tendré que darle otra oportunidad y animarme tal cual lo has preparado todo

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Aquí hay mucha costumbre de consumir remolacha. Yo suelo comprar las que dices y con cebollita en láminas y bien aliñada me gusta mucho.
    Así no las he comido nunca, pero viendo el resultado no descarto tirarme a la piscina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Aquí en esta zona de Andalucía, sí que se consumen, pero en Galicia, no... por lo menos en mi casa. Claro, que para nada de toda esa variedad, que está completamente fuera de los circuitos comerciales.

    Gracias por compartir la receta!!

    ResponderEliminar
  10. Siempre me llaman la atención los platos con remolacha por su color.
    Fue un placer conocerte

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado tu entrada, me he visto reflejada en el estrés cuando algo parece abocado al desastre y empiezas a sacar pasapurés, coladores... que te hacen pensar lo peor, por su aspecto pero una vez en la mesa son un éxito.
    ¡La pinta, espectacular!

    Lydia

    ResponderEliminar
  12. Pasión la que me has desatado tu a mi con esta maravillosa receta. Qué color y qué sabor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Me encantan tus aventuras con la remolacha...! seguro que te quedó buenísima.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. A mi me encanta la remolacha en ensalada... así que me tiene que gustar tu experimento

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  15. Es increible la cantidad de usos que tienen las verduras!

    ResponderEliminar
  16. Felicidades Margarida por ser finalista en el concurso.

    Te ha quedado genial esta crema,y la presentación en copa muy bonita.

    Deberíamos saber lo buena que es para la salud la remolacha.

    Bona revetlla.

    ResponderEliminar
  17. A veces es cómo mejor salen las cosas, improvisando.
    Me gusta estas mezclas de colores y texturas.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Qué preciosidad¡¡¡ yo tb soy una adicta al programa de J. Oliver, sobre todo al de ahora de los 30 minutos con Jamie.
    Tu sorbete de remolacha es pura inspiración para la vista¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Pues ha quedado genial, después del experimento...

    Me gusta como quedó al final.

    Yo he descubierto que me gusta la remolacha hace bien poquito, antes no la podía ni ver.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Con lo que a mí me gusta la remolacha... Me parece muy original, Margarida!. Me tomaría unos cuantos vasitos...
    Un besote

    ResponderEliminar
  21. Mil gracias a todos por vuestros comentarios, he tenido una semanita "tusiva a tope" un catarro de verano de los que te dejan completamente matada, lo triste, que aún sigo con el a cuestas y para más INRI me ha quitado hasta el hambre ¿Puede haber algo más cruel? En fin, que ni tengo ganas de hacer nada ni siquiera me apetece.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Paréceme moi boa idea o da vinagreta. Apúntomo.
    Saúdos

    ResponderEliminar
  23. Si digo yo que este blog es pura academia gastronómica y del buen gusto. No sé ni como sabe la remolacha pero visto lo visto, habrá que probar.

    Oye...y acabo de ver lo del premio. Me alegro mucho que se reconozca tu labor callada, sin levantar la voz, manteniendo uno de los mejores blogs de recetas en castellano. Viva Margaaa!!!!

    ResponderEliminar
  24. hola marga

    enhorabuena por el premio que has ganado con esta receta:

    http://www.muchogusto.net/concurso

    saludos!!!

    ResponderEliminar
  25. ¡Una gran receta!. Utilicé la thermomix y después de triturar la remolacha batí todo a 40º para evitar los grumos blancos. Cuando se enfría no vuelven a aparecer. ¡Y queda preciosa de color? Pilar (la de los jabones)

    ResponderEliminar