23 de noviembre de 2015

Una crema de verduras con caldo de paella




Es la primera vez que utilizo un caldo de Aneto para una crema  y os aseguro que el resultado ha sido francamente espectacular.  

También era la primera vez que tenía en mi cocina un colinabo, y como no sabía qué hacer con él  pensé que una crema sería un buen final para esta planta hortícola y forrajera de la familia de las crucíferas, esto lo he leído, mis conocimientos hortícolas, por desgracia, no alcanzan a tanto.

Vaya, que no me voy a enrollar más, tan solo diré que es una crema suave, potente y delicada a la vez, pero con un toque final lleno de sabores.

Ingredientes:

- 1 colinabo
- 2 chirivías
- 1 puerro
- 1 patata
- Sal y pimienta
- 100ml de nata líquida

Poca complicación para elaborarla.



Aceite de oliva virgen extra en el fondo, este de empeltre cortesía de mi amiga Paula, añado las verduras y salteo unos minutos. Cubro con el caldo para paellas, tapo y dejo cocer.



Antes de finalizar la cocción compruebo el punto de sal, el caldo traía pero para mi gusto faltaba aún una pizca, la pongo a la vez que un toque de pimienta negra recién molida.

Trituro y paso por un colador fino y otra vez al fuego. Añado la nata líquida y en cuanto empieza a hervir retiro. Y ya está, lista para servir.


A la hora de servirla, y justo cuando la llevo a la mesa, pongo encima una rebanada de pan frito muy fina. Encima una bolita de Torta de Casar pura y dura que me traje de Cáceres, maravillosa, faltaría más. Encima unos cubitos de longaniza de Graus. Y por último un hilillo de maravilloso aceite.

Una crema que, no por fácil, deja de sorprender por su agradable sabor. 

6 comentarios:

  1. Ya verás como repites una crema de verduras con caldo Aneto... desde que visitamos su fábrica he hecho varios tuneos por el estilo del tuyo y te puedo asegurar que la gente se queda babeando con una "sencilla" crema de verduras.
    Tengo que probar tu combinación pero voy a tener que esperar las navidades para ir a reponer caldos :o)
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo el de cebolla, sorprenden unas ricas patatas guisadas a lo pobre pero con este caldo queda rico... rico.

      Besos miles

      Eliminar
  2. Desde luego si hay alguien que le puede sacar provecho a todo en la cocina esa eres tú :).

    Nosotros a colación de este caldo de paella, tenemos una historia con la paella. Con el arroz que sobraba de casa, cuando mi madre hacia arroz con pollo o conejo, ponía a hervir un par de vasos de caldo de carnes y verduras que tenía congelados que un poco azafrán servía el arroz, la sopa quedaba de miedo. Lógicamente había que comerse el arroz rápido que estaba ya cocido :). Le llamábamos 'sobras de arroz con caldo'.

    Este rollo es porque me estaba imaginando cómo quedaría con esto...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... querido mío... quiero probar esas sobras de arroz con caldo, porque imaginar ya me imagino el resultado.

      Gracias, siempre es un placer leer tus comentarios.

      Besos

      Eliminar
  3. Vaya pinta!!!!
    Yo me tomaría una tacita ahora mismo...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad... apetecía repetir.

      Bss

      Eliminar