17 de agosto de 2016

Crema con tallos de espárragos blancos




No me considero fan de los espárragos blancos de lata, creo que las bodas de antaño hicieron mucho daño a mi paladar y hablo completamente en serio. Lo mismo me pasa con la ternera asada o lo que siempre he llamado "carne de boda", claro que las bandejotas llenas de langostinos acompañados de grandes salseras con mahonesa no se quedaban atrás. En fin, debe ser la edad... que no perdona ;)

¡Ah! Lo que adoro son los espárragos blancos frescos, esos si que si, como que me encantan y aprovecho la temporada para disfrutar de su sabor a tope.

Cuanto rollo para contaros que quiero compartir esta crema porque estaba francamente deliciosa. La culpa fue de unos espárragos blancos recién comprados y recién limpiados y me explico. Después de cortar la parte más astillosa de cada uno de ellos, para ser exactos, 12 espléndidos espárragos de Navarra. Había cortado como unos 5-6cm de cada uno para luego pelar cuidadosamente la parte más noble de todos ellos. Cuando iba a tirar los trozos  menos tiernos me dio como un flus… ¿y si…? Y sí. Aprovechando… aprovechando, salió esta rica crema.

Ingredientes:

- El tallo de 10 espárragos
- La parte verde de 2 puerros
- 1 diente de ajo
- 1 chalota
- 1 patata
- Aceite
- Sal
- Pimienta

En una cazuela con el fondo cubierto de aceite añado un diente de ajo y una chalota para que fueran pochando a fuego lento. Mientras pelo “los troncos” de los esparrágos. Limpio bien la parte verde de los puerros y pelo la patata.



Añado todo a la cazuela y dejo sofreír todo junto unos minutos. Cubro de agua, salpimiento y dejo cocer hasta que todo está bien tierno.

Ahora a triturar hasta el aburrimiento. A pasar por un colador por si quedan hebras, y descubrir que prácticamente no había ni una.

Hasta aquí, esta sencilla forma de aprovechar las partes menos nobles de algunos ingredientes, y comprobar que sirven para algo más que para hacer un caldo de verduras.


Esta crema está igualmente rica en frío como en caliente. Al gusto de cada uno.




No hay comentarios:

Publicar un comentario