3 de noviembre de 2013

Tierra de sabor en un champiñón

emplatado

Hace unos días, al pedir mi fruta por teléfono, y decir… “no sé si me falta algo…”. Luis, el frutero, me respondió… “hay unos champiñones estupendos, son grandes pero buenísimos…” “Vale, mándame medio kilo…”.

Cuánta razón tenía, al verlos pensé que eran espléndidos para rellenar. Decidir el relleno fue fácil, tenía en casa esa maravillosa morcilla de autor que me traje de Burgos,  “Ciego” así la llaman, aunque fue “morcillón” como la denominó la señora que me contaba sus excelencias, y desde luego no necesitó insistir mucho para que me llevara dos hermosos ejemplares de casi un kilo cada una.

la-morcilla

Como dice en su etiqueta, su imagen es muy característica ya que para su elaboración se utiliza el ciego, tripa natural de cerdo que tiene una punta cerrada o ciego.

Ganadora de varios premios como la mejor morcilla de arroz de Burgos, y ahora, después de probarla lo entiendo, es sin duda la mejor morcilla de arroz del mundo mundial… de las que yo he probado.

Ingredientes:

- 8 hermosos champiñones
- Morcilla de arroz
- Carne de manzanas
- 100ml de nata líquida
- Aceite + sal

Después de limpiar los champiñones, que habría servido perfectamente para casita de fin de semana de cualquier gnomo que se precie, retiré el pie de cada uno de ellos y los reservé.

Los sombreros los coloqué en una fuente de horno untada con un poco de aceite y con una pizca de sal, y los puse a 180º durante 15 minutos. Pasado ese tiempo los pasé a una sartén amplia, añadí un poco más de aceite y los cubrí con la tapa de una olla para que no se escapara ningún aroma. Dejé que se hicieran a fuego mortecino otros 15 minutos más.

En otra sartén, con un poco de aceite freí la morcilla sin su “ciego” y después de escurrir el aceite que no necesitaba para nada, la reservé.

freir-morcilla

Los tallos los piqué muy menudos y los salteé con un poco de mantequilla. Añadí 200ml de nata líquida y dejé que cociera todo junto unos minutos. Trituré bien para conseguir una salsa que me serviría para napar los champiñones después de bien rellenos.

preparar-la-salsa

Todo listo para rellenar. Fuente de horno con el fondo bien untado con aceite de oliva virgen extra. En el fondo del champiñón, una cucharita de carne de manzana gallega (pretendí en su momento hacer mermelada con las manzanas que me regaló Yoli). Encima, una cantidad generosa de morcilla y por último, napar con la crema obtenida con sus tallos.

fondo-manzana

Tan sólo queda el momento calor del horno que estará a 180º y allí, hasta que estén bien calientes. No necesitan más cocción, todo está hecho.

la-salsa

Para servirlos, he puesto en el fondo un par de cucharadas de salmorejo, por encima un hilo de aceite y los champiñones a ocupar su puesto.

con-saslmorejo

Un acierto, sin duda, hacer pareja con el salmorejo, porque ha quedado un aperitivo-entrada de lo más aparente y desde luego rico.



12 comentarios:

  1. Maestra, que eres una maestra. Perfecta ejecución y la presentación un lujo¡¡¡¡, Yo no soy muy morcillera pero tomo nota para un aperitivo que a mi familia les encanta.
    Besitos
    Concha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si que soy morcillera y morcillona jejeje!!!

      Muac muac

      Eliminar
  2. ¿Entrante aparente? Perdona que te diga, pero de aparente, nada, porque no creo que sea una apariencia lo que yo veo al otro lado de la pantalla. Me ha encantado tu propuesta para rellenar unos simples champiñones. Es una seta que gusta en casa, y especialmente rellena y al horno, con lo cual, me has solucionado también una comida de un día de estos.

    besos y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolanda, tus comentarios siempre son de lo más favorables, no sabes cuanto te lo agradezco.

      Besos mil

      Eliminar
  3. Con este relleno unos sencillos champiñones se transforman en una maravilla con esta morcilla...
    ¡Qué ricos y qué vistosos!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ha sido, la maravillosa morcilla, y no es broma. Si pasas por Burgos no dejes de probarla.

      Mil besos

      Eliminar
  4. Menos mal que me pillas cenada y con el café ya tomado, porque sino hubiese sido capaz de coger el coche y plantarme en tu casa. ¡Vaya pintaza que tienen!.

    bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que congelé media docena... te los guardo ;)

      Besazo

      Eliminar
  5. Combinación estupenda... y me ha parecido leer: "pedí mi fruta por teléfono"? Dónde? No me digas que tu frutero es como Chema el de "Aída" que te la sube a casa ¡¡¡yo quierooo!!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  6. Madre mía que relleno, estos champiñones debieron de quedar suculentos
    Muas

    ResponderEliminar