7 de marzo de 2014

Torta negra venezolana


Hacía algo más de un año que mi amiga Rosa me habló de esta maravilla: la torta negra venezolana. Decía que era lo más maravilloso que había probado, que era un bizcocho oscuro, que llevaba chocolate, que sabía a licor, que tenía frutas, que... que...


¡Yo quiero esa receta!  Pero... no siempre salen las cosas como uno desea.

Sucedieron hechos fuera de nuestro guión que no vienen al caso, razones personales completamente ajenas a nuestros intereses culinarios.

Hasta que un día, pasado un año, me dice Rosa ¿qué te parece si este fin de semana quedamos en mi casa con Roberto y que nos enseñe a hacer la torta? ¡Genial!

Un día para enmarcar.

Roberto, ese venezolano de Maracaibo, Rosa y yo misma, nos pusimos manos a la obra.

¡Que pena no haber grabado aquel encuentro lleno de risas y buen rollo!

Roberto me contó el supuesto origen de este dulce.

En esa ciudad, se cuenta que, desde que el novio pedía a la novia en matrimonio, trascurría un año, 365 días antes de pasar por el altar. Era entonces cuando la familia de la novia ponía las frutas a remojar.

Voy a intentar explicarme algo mejor. Las frutas y frutos secos, todos bien picados, se ponían en un recipiente generoso y se cubría con licor, ron, bien cubierto.

Con estas frutas, pasado un año, se prepararían esas deliciosas tortas para la boda.

¿No es precioso? Sólo por esta historia ya merece la pena empezar a preparar esas frutas, aguantar un año y...

Si es un cuento, leyenda, o lo que sea, es precioso, pero además es un dulce imprescindible en las navidades venezolanas.

Huelga decir que mis frutas ya llevaban más de un año emborrachadas en ron y brandy. Yo puse: pasas, dátiles, orejones, ciruelas pasas, y no recuerdo que más. Pero todas ya picadas. Luego las cubrí con ron y algo de brandy.


Ahora toca la receta y sus ingredientes:

- 200g de mantequilla
- 2 tazas de azúcar
- 2 ½ tazas de harina
- 1 cucharita leadura Royal
- 6 huevos
- ½ taza de leche
- Canela molida
- 1 cucharita de vainilla
- ½ tableta de chocolate negro
- ½ taza de melaza
- 150 g de nueces picadas
- 500g de las frutas en licor


Separar las yemas de las claras.

Batir la mantequilla, que estará a punto pomada, con el azúcar hasta que la mezcla esté cremosa.

Agregar una a una las yemas y seguir batiendo.

Ahora la vainilla.

Incorporar la harina, bien cernida, a pocos y alternando con la leche y seguir batiendo.

Turno de la canela, generosa cantidad, mínimo una cuchara, o lo que es lo mismo 15ml.

Mezclar las frutas con un poco de harina y sacudir el exceso de ésta. Añadir al bol y mezclar con espátula.


Añadir también las nueces troceadas.

Derretir el chocolate, volcar y mezclar. Incorporar también la melaza.


Batir las claras a punto de nieve e incorporarlas a pocos, mezclando con cuidado, sin batir, a la mezcla.

Engrasar uno, o dos, moldes. Enharinar y sacudir el exceso de harina, aunque yo no puse harina, no me gustan los restos que después quedan sobre la torta.


Sólo queda cocerlas, y digo cocerlas, porque con esta cantidad de masa salen dos tortas generosas.

El horno estará bien caliente a 180º.

El tiempo como siempre dependerá de cada horno.


Dejo enfriar sobre una rejilla dentro de sus propios moldes.


Y ya está, dulce maravilloso que se conserva durante días… si llega.


Sólo me queda dar las gracias a  Roberto por contarme sus secretos, por dejar que lo comparta y por ser un tío estupendo.

17 comentarios:

  1. Pues a pesar de la estrecha relación que tenemos con Venezuela (bueno, en este caso, yo, María) no conocíamos este dulce. Nos ha encantado: se ve tan denso... El sabor, con esa cantidad de frutos tan aromatizados, debe ser de escándalo.
    Tomamos nota.
    Besiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf! Tenéis que probar, es maravilloso.

      Besiños mil

      Eliminar
  2. Madre mía que delicia!!! Ahora lo de esperar un año.... puff, supongo que se puede hacer antes aunque la fruta no esté tan macerada, verdad?? Pero esto tiene que ser una pasada!!!! Me encantó conocerte ayer en Sexta Avenida y ya estoy por aquí y me quedo, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carolina :)

      Es una de las partes de estos eventos, conocer personas estupendas.

      Besos

      Eliminar
  3. ¿Me vas a dejar que la haga y la guarde en la cajita? ¿verdad? di que sí, di que si, porfa, llevaba mucho tiempo esperando que la sacases a la luz :)


    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Faltaría más, la cajita tiene plenos derechos :)

      Besazo

      Eliminar
  4. La he probado y puedo decir que está deliciosa, merece la pena hacerla. Voy a buscar tus galletas de coco.....que mi hijo quiere hacerlas este domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ole, ole y olé por tu hijo, por cierto... está soltero? porque yo tengo una hija monísima jijiji

      Besos

      Eliminar
  5. Pues bien por Roberto y por ti, vaya pinta que tiene la torta y si dices que sabe como he leído merece la pena esperar todo un año.
    Abrazos.
    mirecetario.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José, a dios pongo por testigo... que merece la pena probarla :)

      Bss

      Eliminar
  6. jajaja me encantan estas "leyendas" o tradiciones entorno a algunos dulces tradicionales, sea cual sea su origen.
    Mira que mejor estar seguro de casarse, el corte se ve jugoso, con carácter, para merendar ahora mismo después de un buen paseo me encantaría!
    Besos y feliz domingo,
    Palmira

    ResponderEliminar
  7. me muero¡¡¡ extraorrdinaria conexión venezolana que tienes¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Vi tu receta en el facebook, ya nos habías hablado de ella y le dí un "me gusta" a falta de venir por aquí a leerla y esta mañana Elena me ha picado diciéndome que ella iba a poner fruta en licor durante un año para hacerla ¡¡¿¿como¿¿!! habrás leído mal, ¿como vas a tener un año la fruta en licor? poziii, así es y lo acabo de leer y me gusta tanto la historia que lleva a sus espaldas como la pinta que tiene esta torta y ya me imagino vuestra quedada para hacerla, super divertida. ¿aún te queda un trozo? ¿ya has puesto de nuevo fruta para la torta del año que viene?
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no queda nada, ni en el congelador, es casi imposible que dure ;)

      Y no, no he puesto frutas porque todavía quedan para unas cuantas tortas, es lo bueno, dentro del alcohol se conservan perfectamente.

      Besitos mil

      Eliminar
  9. Margarita, vaya paciencia que tienes, más que el santo Job!
    Esperar todo un año con las frutas en licor uauhhhhhh!
    Aunque, lo más probable es que sí merezca la pena.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Delicia deliciosa ....doy fe ...yo y mis michelines .... jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar