25 de abril de 2014

Mi versión de una tarta argentina


Antes de nada diré que todo parecido con la realidad de esta tarta, es pura coincidencia. Me explico.

En unos días la original, Marita, me ha enviado su  receta por escrito y, diré que, diferencias… habelas, hailas :).

Hace unos días hice un curso de manga pastelera de Wilton con Loleta de la tienda americana. Huelga decir que fue fantástico, intenso, y que superó con creces mis expectativas.

Todo esto es para decir que otra alumna, Marita, nos obsequió con una tarta durante el curso. Tarta contundente, pero deliciosa, de ésas que si te dejas llevar no paras de comer un trozo tras otro.

Y no sería yo si no preguntara por los ingredientes y la forma de prepararla. Bueno no siempre me atrevo a pedir las recetas de todo lo que me gusta, mi pudor se manifiesta más veces de las que quisiera.

Contó que era una tarta argentina, que la original se hacía con membrillo y coco, como no tenía utilizó dulce de leche y almendra molida.

Aprovecho que aún me queda membrillo casero, que he comprado coco rallado y... que la suerte me acompañe...

... y si sale parecida me doy por satisfecha.

Pasta flora:

- 150 g de margarina (he utilizado mantequilla)
- 300g de azúcar
- 2 yemas + un huevo entero
- 300g de harina más un poco
- 2 cucharadas de leche
- Esencia de vainilla
- Ralladura de limón

Batir la mantequilla, que estará a temperatura ambiente, y el azúcar hasta que este cremosa.

Añadir los huevos de uno en uno y la leche.

Ahora la harina que mezclo a mano con una espátula o cuchara de madera.

Ahora una capa de membrillo o dulce de leche.

Turno para la cobertura:

- 100g de azúcar
- 1 huevo
- Coco rallado o almendra molida, o los dos

Batimos todo y lo dejamos listo para ocupar el puesto de última capa.


Sólo falta la sesión de horno que estará a 180°.


Si se hace con membrillo, como ésta, hay que guardar un poco de la pasta flora para hacer un enrejado sobre el membrillo, pero a mí me apetecía mucho más la mezcla de azúcar y así lo hice.

Ya lo dije al principio, ni parecida. No viene al caso contar lo que ocurrió con la masa y estas cantidades que había apuntado, no sé que falló, ni en qué me equivoqué, en algo seguro…


Pero que la tarta, o como se quiera llamar a esto, estaba rica, fue un hecho.


8 comentarios:

  1. Menudo pintón!!! Yo al ver tarta argentina pensé ke era con dulce de leche ( ke pensamiento más poco original jeje) Con membrillo debe estar igualmente deliciosa...se me hace la boca agua!

    ResponderEliminar
  2. es verla y entrarme ganas de meterle un mordisco. menuda pinta mas rica q tiene!!!

    ResponderEliminar
  3. como mola¡¡¡¡, guardame un trocito porfa¡¡¡¡
    besitos
    Concha

    ResponderEliminar
  4. Claro que estaría rica, conociendo las manos que tienes para las masas.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  5. La pinta es excelente, así que no tendría problema en comerla, todo lo contrario.

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. La tengo que probar...se ve estupenda..besos

    ResponderEliminar
  7. Quiero entregarte el premio Indalo por tus seguidores y tus buenas recetas, después tu se lo puedes entregar a quien tú quieras eso si que cumpla los requisitos. Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2012/10/premio-indalo-de-bronce-indalo-de-plata.html


    Si te gustan puedes recoger estos también te pertenecen.
    http://cocina-trini.blogspot.com/search/label/Premios%20Platino%20y%20Diamante

    ResponderEliminar