29 de marzo de 2017

Sobró pollo frito... rellenando unas berenjenas





Vamos a aprovechar ese pollo frito que ha sobrado, exactamente 2 contra muslos ¡Sí! Frito, ese que al día siguiente está más seco que pa qué te voy a contar…

Momento de abrir la nevera y sacar fiambrerillas con restos, que las hay, dos para ser más exacta, sin contar la del pollo. Una tiene unos trocitos de queso, la otra está rellena con dos rodajas de morcilla de arroz ya frita… también algo seca ¡Vale! Lo pico todo, mezclo… y ahora ¿qué? Ya está, otra vez a la nevera, de momento me he ahorrado tres recipientes ;)

Al día siguiente todo tiene otro color y otro resto, una salsa, así que vamos a poner remedio a esta historia.

Ingredientes:

- 2 berenjenas
- 1 cebolla morada + 1 cebolleta
- 1 diente de ajo
- Una guindilla verde fresca
- Las sobras picadas
- 1 cuchara de harina
- 200ml de nata líquida
- Sal + pimienta
- Un manojo de perejil

Preparo el sofrito con la cebolla morada, la cebolleta, el ajo y la guindilla verde, todo bien picado al fuego con un poco de aceite y dejo que se haga amorosamente.


Cuando está bien pochadito escurro el aceite y mezclo con las sobras picadas del pollo, el queso y la morcilla.


Las berenjenas partidas por la mitad y con sal por encima, las he dejado reposar un rato para que suelten el agua. Las lavo y las cuezo 8 minutos en el microondas.

Retiro toda la carne de las berenjenas que troceo y pongo a freír con un poco de aceite de oliva, salpimiento. Dejo que se haga a fuego lento hasta que esté bien hecha pero también muy tostada, me gusta el sabor que toma cuando se queda muy doradita

Añado a la berenjena las sobras picadas, mezclo bien y añado la cuchara de harina que sin dejar de remover cuezo un par de minutos.  Ahora la nata líquida, remuevo y dejo que cueza unos minutos. Añado el perejil que mezclo bien y retiro del fuego.

Con esta mezcla relleno las berenjenas, bien rellenas.


Por encima la salsa sobrante de unas costillas al horno, cubro bien, separando la piel de la berenjena del relleno para que dé más sabor si cabe.



Solo falta cubrirlas con una generosa capa de queso y preparadas para el horno, 200º unos minutos y listas para servir.

En el fondo del plato un poco de tomate frito casero rico, rico y ¡Buen provecho!


1 comentario:

  1. Ufff, qué buena pinta tiene. ¡Menos mal que te sobró pollo! .... Haces una obra maestra...bsss

    ResponderEliminar