14 de junio de 2017

Arroz con chorizo y albóndigas


Increíble arroz con chorizo y albóndigas


Arroz con chorizo y albóndigas

Una comida de apaño para salir del paso, claro que, viendo el resultado es para repetir.

Un día normal, como tantos, que no sabes que hacer para la hora de la comida y vas y abres la nevera y encuentras un poco de esto, algo de aquello... en fin, suficiente para preparar este arrocito que nos supo a gloria bendita, y no, no estoy exagerando, es la pura realidad.

Como tantas veces no tenía intención de compartir este platillo, ni fotos hice hasta que probé y me gustó tanto que hice un par de ellas por si acaso os contaba el resultado y aquí estoy, escribiendo esta sencilla y rica receta con arroz y dos cosillas más.

Ingredientes:
  • 1 chorizo gallego
  • 2 filetes rusos listos para sendas hamburguesas
  • ¾ l de caldo casero de pollo de Aneto
  • Y un poco de sofrito que me sobró del preparado el día anterior.
  • 1 rebanada de pan de molde sin corteza
  • Leche, la justa para mojar el pan
  • Ajo + perejil + mantequilla
  • ¡Ah! Y arroz


Parecen muchos ingredientes, pero no, ya veréis.

Paso 1

El sofrito puede servir cualquiera que tengáis a mano, pero este llevaba, chirivías + puerro + zanahoria + ½ pimiento rojo + ½ pimiento verde + 1 hinojo pequeño + 1 boletus pequeño.

Paso 2

Para las albóndigas deshice los dos filetes rusos que tenía, por supuesto caseros, a los que les añadí la miga de pan remojada en leche, mezcle y fui haciendo las albóndigas de tamaño pequeño. Las pasé por harina y las freí hasta que estuvieron doraditas. Reservé.

Paso 3

En recipiente plano puse unas gotas de aceite de oliva virgen extra para dar un golpe de calor al chorizo cortado a la mitad y en rodajas, así soltaría un poco de su grasilla y le daría sabor al guiso. Hecho esto, añadí el sofrito y el arroz, unas vueltas y añadí como la mitad del caldo. Removí y dejé cocer, eso sí, removiendo de vez en cuando, después de todo lo que quiero es conseguir un arroz cremoso. Fui añadiendo caldo según el arroz lo iba pidiendo. 

También es verdad que no me llegaron los ¾ que tenía del caldo de pollo, pero tenía un poco de caldo de verduras que ya le añadí al principio, tenía claro que no iba a ser suficiente.

Paso 4

Entre vuelta y vuelta del arroz preparé la mantequilla de ajo y perejil. Fácil. Un diente de ajo y un manojo de perejil, todo bien picado y machacado, una buena cucharada de mantequilla, mezclar bien y listo.


Increíble arroz con chorizo y albóndigas


Paso 5

Cuando faltaba poco para que el arroz estuviera en su punto añadí las albóndigas y la mantequilla de ajo-perejil, un par de minutos más al fuego, y que queréis que os diga, un arroz cremoso y con un sabor para recordar.

Os animo a probar, realmente merece la pena. 

Arroz con chorizo y albóndigas


1 comentario: