30 de marzo de 2016

Crackers de semillas de amapola

Estos crackers, son el resultado del ingrediente secreto que saqué del saco de las sorpresas. Bueno, sorpresa relativa...


El 27 de febrero nos reunimos unos cuantos amigos en ¿Quedamos a comer en Madrid?, y allí surgió hacer una receta con el ingrediente invisible, y ¿por qué ingrediente invisible? Muy sencillo. Cada uno de nosotros llevaba una bolsita con un ingrediente dentro, el que quisieras, no importaba ni tamaño, ni precio, ni forma, ni envase, ni na de na, tan solo que la bolsa llevara algo dentro, y según llegabas ¡Hala! al saco. Allí permanecieron hasta el final de la comida, momento en el que otra vez el saco  volvió a ser protagonista.

Cada uno de los asistente teníamos que meter la mano y sacar una bolsa, que no fuera la nuestra, evidentemente ;)

Y... ¿Para qué? tan sencillo como esto, es decir, como esto de hoy, una entrada con una receta con el ingrediente que te tocara en suerte ¡Semillas de amapola! que al principio de la juerga había dejado mi muy querida amiga Mar. Y hasta aquí, la historia.

Ingredientes:

- 60g de semillas de amapola
- 6 cucharadas de agua hirviendo
- 250g de harina integral
- 1/2 cucharita de bicarbonato sódico
- 1 1/2 cucharita de sal
- 1/3 de cucharita de pimienta negra recién molida
- 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharada de sirope de agave) 
- 1 hueevo ligeramente batido
- 60g de hinojo finamente picado


Pongo en un cuenco las semillas de amapola y sobre ellas vierto el agua hirviendo. Dejo reposar hasta que enfríe.

Tamizo los ingredientes secos  y añado todos los demás que mezclo con una cuchara de madera hasta que tengo una mezcla espesa. Paso a la encimera y amaso ligeramente, formo una bola.

Enciendo el horno a 220º.

Sobre la encimera ligeramente enharinada, extiendo la pasta hasta tener un grosor de unos 3mm aproximadamente. Con un corta pastas de unos 5 o 6cm de diámetro voy cortando los crackers y los voy colocando sobre una bandeja de horno sin engrasar. Cuando ya están todas las pincho con un tenedor.

Las cuezo en el horno hasta que estén un poco doradas, unos 10-12 minutos. En mi horno con 10 ha sido suficiente.

Ahora toca lo mejor, preparar un aperitivo con algunas de ellas.



En el fondo una ligera capa de queso crema. Encima una generosa cantidad de unos rillettes de cerdo (que os contaré en breve) y para alegrar el bocado, una cucharita de una vinagreta de mango con hinojo y una pizca de guindillas de colores.

Son estupendos para tomar con quesos, patés, mantequilla, en fin, para lo que os guste, porque además, se conservan estupendamente dentro de algún recipiente hermético.

24 comentarios:

  1. Estos crackers tienen que estar de vicio con o sin compañía... qué curioso lo de ponerlos en remojo con agua hirviendo nunca lo había visto antes...
    6 cm y no mm no el cortapastas?¿
    Me copio la receta que me parece ideal para un aperitivo informal...
    Una idea genial lo del ingrediente misterio!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidaba, el agua hidrata los granillos y ayuda a que los crackers no queden demasiado secos.

      Eliminar
  2. Así me gusta ;) que estés pendiente de mis horrores jajajaja!! Gracias por darte cuenta.

    Besitos miles

    ResponderEliminar
  3. UUmmm que bocado mas bueno!!
    Creo que los rillettes de cerdo los he probado verdad?
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Yo también he pensado que esos rilletes (u otros) he tenido el placer de probar y relamerme con ellos. Las craquer estupendas y si encima llevan esa vinagreta tan colorida son todo un lujo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  5. Oño... que bueno, que original. Tengo un mogollón de semillas de amapola que ya no sé dónde echar y esto me va a dar mucho juego. Si señor, me gusta casi tanto como la vinagreta de mango con hinojo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hinojo fue mi gran descubrimiento hace ya algún tiempo.

      Aprovecha esas semillas, dan mucho juego.

      Bss

      Eliminar
  6. Si es que tenemos una imaginación muy rápida para aprovechar cualquier ingrediente y hacer con él una receta buenísima como estos crackers, me han gustado mucho.
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Carmen, a veces, nuestra imaginación va más tápido que los ingredientes jijiji!!!

      Besazo

      Eliminar
  7. Hola Margarita!
    Hay que ver que virguería has hecho partiendo de la idea de unas semillas de amapola! que por cierto, no sabía que se ponían a remojo, siempre se aprenden cosas!
    Fue muy agradable conocerte en persona, que tu blog ya lo conocía! Lástima no haber tenido un poco más de tiempo para charlar, otra vez será!... seguro que Nieves y Elena lían alguna otra quedada!
    Abrazos!
    Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, una lástima, pero la próxima vez ¡Queremos mesa redonda!

      Besitos mil

      Eliminar
  8. Hola Margarita!
    Tu con las masas eres ere un crack, ya lo veo, y yo que tengo semillas de amapola y no se que hacer con ellas :( yo tampoco sabia que se ponían a remojo, dios mío, tengo tanto que aprender.
    Tu receta me parece un manjar.
    Y bueno ya te conocía y se que eres un sol de persona, y me ha encantado estar sentada a tu lado.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay Belén! que tendrán las masa que me pierden ;)

      Un placer vuestra compañía :)

      Besazo

      Eliminar
  9. Me encantan todos los panes que llevan semillas de amapola, así que buena elección para confeccionar tu receta con el ingrediente invisible. ¡Qué buen día echamos, eh?!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, gran día y gran compañía.

      Besos

      Eliminar
  10. Hola Marga, que buen día pasamos y que pena que no pudimos hablar mucho por como estabamos sentadas en la mesa. Me encanta tu receta, nunca he hecho crakers y creo que va siendo hora, tengo semillas de amapola porque me encanta usarla cuando hago bizcochos o cupcakes de naranja, pero a partir de ahora creo que las voy a dar otro uso, muchos besos y nos vemos en la próxima!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que fue una lástima que algunos estuviéramos tan "retirados". Propongo una mesa redonda para la próxima.

      Besitos miles

      Eliminar
  11. Uffff, como me gustan los crakers, son un vicio que me como como si fueran pipas.

    Anotados quedan estos tan fantásticos, que intuyo con un sabor espectacular.

    Besitos guapa nos vemos en Puerta de Atocha el día 16.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pozí que estaban rebuenos y además se conservan estupendamente.

      Te recuerdo que nos vemos antes... ¿el 5?

      Muac muac requetemuac

      Eliminar
  12. No me podía imaginar yo que se pudiera organizar este aperitivo empezando con un puñado de semillas de amapola. Desde luego que tienes siempre unas ideas estupendas.
    Esperando que nos dejas con la receta del acompañamiento de estos crackers.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que las semillas de amapola tienen múltiples utilidades, de lo que ya no estoy tan segura es cuanto sabor aportan a cada receta, pero estas galletas como que se dejaban comer y muy requetebién.

      Besitos

      Eliminar
  13. Unas deliciosas crackers como delicioso fue volver a verte y charlar contigo.
    Abrazos, (al fin puedo sentarme un poquico a comentarte).
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José, eres un amor de persona :).

      Un beso enorme

      Eliminar