31 de julio de 2016

Sobró una salchicha...




Hay quien piensa que ya me gusta el steak tartar que hasta ahora era incapaz de comer, de momento solo me ha gustado uno ¿por qué? Sencillamente porque he sido yo quien ha picado la carne. Lo bueno es que he descubierto que no todos tienen que ser de carne o pescado crudo, nada más lejos de la realidad, claro que igual ya no sería steak, según   La Real Academia Española: Plato hecho con carne o pescado picados, crudos y adobados, pero si tartar. Me explico:

Hace unos días asistí a un evento invitada por INTERPORC (Internacional Porcino de Capa Blanca)  para celebrar el “Día Mundial de la Tapa”.  Porcino de capa blanca, cómo me gusta ese nombre, no digáis que no es un acierto total, yo me imagino a tan noble portador de esa capa a modo “superalimento”   entrando en mi cocina para enriquecer mis platos y alimentar hasta el alma, del estómago ni hablamos. El maestro de ceremonias, Iñigo Urrechu,  un personaje tan divertido como sus elaboraciones.

Allí, en Escuela Cayena, disfrutamos de las tapas que preparó con diferentes productos de “capa blanca”, una se entre ellas un tartar de “butifarra blanca cocida” fantástico, culpable de que yo no tirara una salchicha que sobró de la cena del día anterior.  Cuando sobra comida siempre pienso… “esto es aprovechable” aunque no siempre es cierto esta vez me he aplaudido a mí misma. Os cuento el resultado de esta tapa.

Ingredientes:

- 1 salchicha de las llamadas jumbo
- 4 aceitunas manzanilla
- 2 piparras
- Pepinillo
- ½ huevo duro
- 1 chalota
- Sal, pimienta
- Pizca de mostaza
- 1 cuchara de mayonesa

La salchicha picada en trozos muy pequeños, como corresponde a un tartar, lo mismo hago con lo verde...




Añado la mostaza, salpimiento y mezclo. Añado la mayonesa, que no yema de huevo aunque sé  que sería lo correcto, pero claro, este tartar tampoco es que sea muy correcto. Mezclo y dejo en el frigorífico hasta el momento de servirlo.


Lo serví sobre una base de tomate natural triturado junto con unas tiras de pimientos asados caseros y unas rebanadas de pan recién tostado con aceite, como a  mí me gusta.



No deja de sorprenderme el resultado de esta super, super, sencilla tapa, que hoy ha sido con salchicha, la de Urrechu con fiambre de butifarra,  estará divina igualmente con un buen lacón, en fin, es cuestión de echarle un poco de imaginación y disfrutar con lo que hacemos en nuestras cocinas, servidora lo hace siempre.



¡Buen provecho! y... como siempre, espero que os guste :)


2 comentarios:

  1. No hay que tirar nada. Aquí tenemos la prueba de que con un poco de imaginación salen cosas de estupendo resultado y muy buen aprovechamiento.

    ResponderEliminar
  2. Pues no voy a tardar en copitearte no puedo con la carne cruda pero esta versión me encanta no lo siguiente.
    Te ha quedado de relujo no lo siguiente.
    Bicos mil y feliz finde wapa 😘

    ResponderEliminar